SOMETHING WICKED THIS WAY COMES...

1 de octubre de 2012

Series, series everywhere - Reseñas semanales

(Morrigan y Darkheart aparecen en pijama. Morrigan arrastra a Dark, quien a su vez arrastra la almohada.)
M: ¡Hola, nueceros! Tendréis que disculpar nuestros atuendos. No son los más elegantes ni los más adecuados, pero tenéis que reconocer que son bien bonitos. (da una vuelta sobre sí misma.)

DH: (se frota un ojo) Actualizando a estas horas, es normal que de vez en cuando nos pilléis de esta guisa. La culpa es de Morrigan, que tiene insomnio.

M: Así es. Y esas horas infructuosas en las que no puedo dormir y estoy demasiado cansada para hacer nada que requiera demasiado esfuerzo intelectual, veo series. Y de eso trata precisamente la entrada de hoy. De series.

DH: Y yo asiento mientras me las destripa. Al menos hasta que me quedo dormida. Cuando se da cuenta de que la ignoro, para.

M: Exacto. Y por eso mismo he decidido crear esta sección. Así en lugar de destripárselas a Dark, os las destripo a vosotros, nueceros míos. Con un poco de suerte, alguno verá alguna de las series que reseño y entenderá las cosas que digo. Entenderá mis referencias frikis y mis frases célebres. Y yo lloraré de felicidad. Bueno, no tanto. Pero me haréis muy feliz. Y si soy feliz más grande será la caída cuando lea un mal libro. Y más borde seré cuando haga una reseña. ¡Todos ganamos!

DH: Sí. Eso. Yo, en cambio, que soy una chica tan ocupada, no tengo tiempo para series. Solo veo Once Upon a Time, y esa empieza hoy, así que por esta vez me retiro. Me voy a mi confortable gran cama, con mis almohadones, mi dosel, y mi highlander.

M: ¿Ah, sí? ¡Pues prefiero mil veces a los nueceros que a tu highlander de pelo rubio platino y moreno de obra! ¡Ja! (carraspea y trata de recuperar las formas) En esta sección, a la que he llamado Series, series everywhere, no solo haré reseñas de capítulos, también os recomendaré series y os hablaré de muchas otras cosas relacionadas. Espero poder hacer una entrada de estas características cada dos semanas. A menos que sea un fracaso absoluto, en cuyo caso fingiremos que nunca ha pasado. Pero espero no tener que llegar a esos extremos. Si sigo comentándole capítulos en plan random, Dark acabará por pedir el divorcio bloguero. Y os advierto que yo soy el "Mucho ruido" de Mucho ruido y pocas nueces. No me aguantarías ni una semana a mí sola. Pero estoy divagando. Pasemos a lo que realmente importa. Hoy os hablaré de tres series (me gustaría que fueran más pero tengo poco tiempo). Revolution (que no me gustó nada), Doctor Who (que me gustó mucho) y Fringe (que estuvo bien). De todas formas, si queréis hablar de otra serie, podéis dejar vuestro comentario y de buena gana os daré mi opinión. A menos que no la vea. Pero veo muchas series así que malo será que no deis en el blanco.

R E V O L U T I O N

Piloto (1x01) y Chained Heat (1x02)

Voy a empezar con una reseña destructiva. Perdón, quería decir constructiva. El subconsciente, que me juega malas pasadas. Todos sabéis que soy muy exigente con los libros… Pues con las series no. Veo cualquier cosa que me pongan delante. Sigo casi todas las de la CW y la ABC family (lo cual no dice nada bueno de mí), así que entenderéis mi estupefacción al descubrir que una serie de estas características me haya horrorizado hasta el punto de dejarla en el segundo capítulo. 
Pero vayamos por partes. La idea, en principio, pinta bien. Empieza con la desaparición, de forma repentina e inesperada de todas las fuentes de energía. El mundo se apaga y los seres humanos tendrán que adaptarse a la nueva situación. Tras una breve introducción en la que nos muestran el apagón, nos adelantan 15 años en el tiempo y nos muestran como se ha adaptado la sociedad a las circunstancias. 
El problema, es que nos lo cuenta a través de unos personajes planos que tienen la misma complejidad de un puzle para niños de tres años. Creo que es la primera vez que me caen mal todos los personajes de una serie. No parecéis demasiado sorprendidos… No sé qué imagen tenéis de mí pero yo soy todo amor (se oye la risa de Dark entre bastidores). La protagonista, que se llama Charlie, es una petarda. Lo siento, he intentado encontrar una palabra mejor para definirla, pero no la hay. Su carácter me parece contradictorio. Nos la venden como una joven que ha tenido que madurar demasiado rápido y al cabo de cinco minutos como una cría que no sabe nada de la vida. De la actriz no voy a hablar… solo diré que tiene las mismas dotes interpretativas que mi gata. Bueno, no. Mi gata tiene mucho más talento. Hay que reconocer que en el segundo mejora un poco. 
Luego está Nate que tiene una historia con la protagonista digna de una novela juvenil romántica. Está a la altura de la historia de amor de Nora y Patch de Hush, hush (os remito a la entrada anterior). Chica conoce a chico. Chico sonríe. Chica pierde las bragas y el cerebro. Chico resulta ser malo y misterioso. Chica se siente traicionada aunque lo conoce desde hace cinco minutos y escribe frases depresivas en su diario. Vale, lo del diario es mentira. Pero lo demás más o menos. Unbelievable. Me pinchas y no sangro. Que alarde de originalidad.
Luego está el tío de la protagonista, Miles, que es un Marty Stu de la vida. En el primer capítulo vemos que se carga a veinte tíos sin despeinarse. Porque él lo vale. Es curioso porque en el segundo capítulo pelea con uno solo y hasta suda del esfuerzo que le supone. Y ahora diréis, solo te cae mal porque lo interpreta Billy Burke, que hace de padre de Bella en Crepúsculo. Pues no, porque Billy también interpretaba a Phillip Stroh en The Closer y estaba enorme. Así que no tengo prejuicios hacia él, solo hacia su personaje.
Los otros dos que les acompañan en su chupiaventura (van a rescatar al hermano de la protagonista), me dan exactamente igual. De hecho, si hubiesen elegido mejor sus compañías, no tendría nada en su contra. Pero ya sabéis, dime con quién andas y te diré quién eres. 
Y luego están los malos. Creo que los antagonistas son una parte fundamental de cualquier historia. A menos que estés haciendo una parodia, no es buena idea que resulten un poco ridículos. Y lamento decir que a mí es lo que me parecieron. Ni tienen carisma, ni infunden respeto, ni dan miedo. Los pongo al mismo nivel que los malos de las telenovelas. Tiran demasiado de los tópicos y su intensidad en ocasiones resulta exagerada. Algunos estaréis pensando que soy cruel… o que exagero. Es posible. Pero es que hoy estoy desatada. 
El principal problema, es que no se molestan en dibujar su mundo, en mostrarnos el escenario que, en mi opinión, es uno de los puntos fuertes. Solo nos dan pequeñas pinceladas. Los hechos están demasiado precipitados. El apagón en sí daba mucho más juego, pero apenas nos lo muestran. Por el segundo, sospecho que lo harán en plan flashbacks, pero solo de momentos muy concretos. Yo quería ver el caos generalizado. El terror. La desesperación. No las hay. Nos trasladan directamente a la época de aceptación. En cuarenta minutos, supongo que en un intento de hacerlo dinámico y entretenido nos cuentan demasiadas cosas que acaban por saturar. En el segundo episodio se relajan un poco, pero no demasiado. No digo que hagan como en la segunda temporada de The Walking Dead, que en ocasiones era tan lenta como los zombis que salen en ella, pero tampoco meter el turbo y vomitar los acontecimientos como si no hubiera mañana. Tiene que haber un término medio. 
Luego están esas imágenes que nos muestran cómo el mundo actual cae en decadencia, como la del estadio (creo recordar que era un estadio) lleno de hiedra. Esas imágenes son geniales, pero están desaprovechadas. 
Así pues, tienen dos grandes bazas, y dejan que queden en un segundo plano, dando prioridad a unos personajes cansinos y predecibles y haciendo que una historia original que pinta muy bien quede a la altura de las películas de sobremesa de Antena 3. En el segundo capítulo además se empiezan a percibir ciertas dosis de patriotismo que me asustan demasiado. 
Solo hay una cosa que me llama la atención, la trama de los medallones y la posibilidad de volver a recuperar las fuentes energéticas. Pero aún así, los personajes son demasiado disuasorios. No quiero que ellos me cuenten la historia. Prefiero vivir en la ignorancia. 
Y ahora algunos me llamaréis hereje y empezaréis a encender las hogueras porque en el proyecto están involucrados Kripke y Abrams. Y otros me diréis, pero Morrigan, dos capítulos no son suficientes para juzgar una serie. Y por norma general, estaría de acuerdo. Si no hubiese pesado del segundo capítulo de Cougar Town me hubiese perdido una gran serie. Pero en este caso, tengo muy claro que nada de lo que hagan con la trama podría hacerme cambiar de opinión. A no ser que el malo se vuelva malo de verdad, se los cargue a todos y los guionistas tengan que crear nuevos personajes. Entonces sí. Hasta entonces, Adieu, Revolution

F R I N G E

Transilience Thought Unifier Model-11 (5x01)

Fringe es una serie que me encanta a ratos. Y digo a ratos porque algunos capítulos se me hicieron más largos que un día sin pan. Luego estaban esos otros que no entendía. Me pasaba 40 minutos intentando adivinar qué demonios estaba pasando, quién era quién, si ese mundo existía o si todo era un sueño de Resines. 
Pero al final, las cosas buenas superaron a las malas, y los últimos capítulos de la cuarta temporada hicieron que volviera a engancharme. Tal vez fuera porque terminé de verla a principios de junio, en plena sequía de series pero consiguieron que lamentase el hecho de que la quinta temporada, de solo 13 capítulos, fuera a ser la última.
En general, el capitulo me ha gustado. Es un inicio de temporada correcto. La acción se sitúa en el año 2034 y vendría a ser una continuación del 4x19, Letters of transit. Sí, ese capítulo que no tenía nada que ver con la trama y nos metieron ahí en el medio para ver si nos dejaban con cara de tontos al saber que no continuaba en el 4x20. 
Aquí va una pequeña sinopsis antes de meternos en antecedentes. Los Observers han decidido que están hartos de tanto mirar, y deciden pasar a la acción. Son muchos y tienen muy malas pulgas, así que se hacen con el control e instauran un régimen totalitario. Los miembros de la división Fringe se autoatrapan en el ámbar, lo que les permite llegar al año 2034 aún jóvenes (en el caso de Denethor Walter, aún vivo.) Para variar, ellos son los únicos que pueden acabar con la dictadura Observer, así que Henrietta y sus amigos los liberan para que se pongan manos a la obra. Y ahora pasemos a mi opinión…

Leer más
Como ya he dicho antes, en general me ha gustado, pero hay algo que no me acaba de convencer. Aún no he descubierto de qué se trata. Tal vez sea que me hubiera gustado saber más sobre Olivia y Peter como padres. Como padres de verdad, no como padres de treinta con una hija de veinticinco. Quería verlos con la pequeña Etta, ver su dinámica familiar y todas eses pequeños detalles domésticos que no tienen nada que ver con el universo Fringe. ¿Por qué? No lo sé, sospecho que me estoy volviendo un poco blanda, pero tras años de tensión sexual no resuelta, los pues ahora me voy con la Olivia fake y los te quiero pero me he olvidado de que existes, podrían tener al menos una relación “normal”. Espero que al menos nos enseñen pequeños retazos a modo de flashbacks, como el que hubo en este episodio en el que los Observers se llevan a una Etta de cuatro años. No muchos, no vaya a ser que acabe empachada de tanto amor.
Me gustó la idea de los gitanos del ámbar y el mercado. Son esas cosas las que definen el mundo del futuro que nos presentan. Me gustaría que ahondaran en ese tipo de detalles en los próximos capítulos, en cosas como que no hay música, en las prohibiciones que hacen del gobierno Observer una dictadura. Que nos lo dibujen con precisión, del mismo modo que anteriormente nos mostraron las diferencias entre los mundos paralelos. Otro detalle que me gustó, probablemente porque sirvió para alejar un poco todo el tremendismo, fue el hecho de que fuese el librero quién compró a Olivia, guiado por su amor platónico. Me resulto enternecedor en el sentido más, “Pobrecillo, que iluso es y qué mal rollo da” de la palabra.
Las partes propias de la trama de salvar el mundo, fueron precisamente las que más indiferentes me dejaron. No me malinterpretéis, no me gustó que torturasen a Walter, me dio pena, pero no es nada nuevo. Como tampoco lo es que repentinamente, teniendo todos los aparatos necesarios, las ideas de Walter se vayan de paseo (en este caso, se las lleven de paseo.)
Pero sin duda, lo que más me ha gustado es el final. Y no, esta vez no lo digo con maldad, como cuando Dark habla del punto y final de las novelas. Hablo de ese final que nos invita a creer que pese a todo hay esperanza. Una pequeña oda al optimismo que tiene Only you de Yazoo como banda sonora y que se liga con la conversación que tiene lugar en la sala de tortura. Esa imagen de un Walter decadente, en calzoncillos, bata y botas, sentado en un taxi hecho pedazos, que se emociona y sonríe al ver una flor amarilla creciendo en el asfalto. Esa escena, ha hecho que me vuelva a enamorar de Fringe.
Por cierto, en esta ocasión los glifos formaban la palabra Doubt (Duda).

D O C T O R  W H O

The Angels Take Manhattan (7x05)

La reseña de los tres anteriores me la voy a ahorrar porque este capítulo merece toda mi atención. Creo que el nombre no le hace justicia. Yo le hubiera llamado The Last Page o Amy’s last farewell. Los que hayáis visto el capítulo entenderéis por qué lo digo. Yo creía que después de la marcha de David Tennant, ningún episodio de Doctor Who podría hacerme llorar. Pero este lo consiguió. Porque como los fans del Doctor sabréis, en este capítulo decimos adiós a los Pond. Últimamente estaba un poco disgustada con la serie. Los últimos capítulos no habían conseguido enamorarme de la misma forma que antes, y me dejaban con una sensación extraña de vacío.
Sin embargo, a la hora de la verdad han sabido estar a la altura. Las despedidas de los companion siempre me provocan un extraño conflicto interior. Por una parte los odio porque me deprimen, como el Doctor, yo también odio los finales. Pero por otra, suelen ser los capítulos más interesantes, los que más enganchan y los que más tiempo perduran en la memoria. Este, es uno de esos. Uno de los que recordaré. Cuando piense en los Pond, pensaré en esta última aventura.
Tiene emoción, paradojas y Wheeping Angels. Me encanta la idea de las estatuas que se mueven cuando no las miras. Y al mismo tiempo me da muy mal rollo.
Para que la gente no se coma los spoilers, voy a esconder mi emotiva y lastimera opinión tras el botón de

Leer más
Uno de los detalles que más me ha gustado de este capítulo sucede precisamente al principio. Cuando el Doctor arranca la última página del libro que está leyendo en voz alta y dice: “Siempre arranco la última página de los libros. Así no tienen final. Odio los finales.” Es toda una premonición. Si no nos hubieran dicho que en este capítulo tendríamos que despedirnos de los Pond, el efecto habría sido perfecto. El libro es una premonición en sí misma. Todo él. Desde el título de los capítulos a la última página arrancada.
No podía ser de otro modo, siendo River Song la escritora. Me encanta ese personaje. Desde su “Hello, sweetie” hasta su forma de decir Spoilers. Sin embargo, en esta ocasión no voy a hablar de ella. Si no de sus padres. Y sobre todo de lo mucho que se quieren. Sí, me voy a poner sensiblera ¿vale? Voy a hablar de ese amor suyo que hizo que Rory esperase 2000 años delante de una caja. Ese amor que les hizo tirarse de la azotea juntos para crear una paradoja. El que hizo que Amelia Pond le dijese adiós al Doctor. Que se dejase capturar por un ángel.
Lo que más me ha desesperado, es que por un momento, parece que todo va a ir bien. Regresan al cementerio. Pero ahí está esa maldita tumba. Esa lápida con el nombre de Rory Williams en ella. Y entonces descubres que Moffat es el demonio reencarnado y que le gusta jugar con los sentimientos de la gente. No, no, no y no. Así no. Porque con Rose, Martha y Donna aún tengo esperanza. Aún pueden volver a aparecer. Pero los Pond no. Los Pond están en un punto fijo. Y están muertos. Mueren. Los companion no deberían morir. Incluso si pasan su vida juntos queriéndose y dándose mimitos, me da igual. Aunque Amy diga en esa última página abandonada en Central Park, en esa última página arrancada de ese libro maldito y premonitorio, ese libro que se cumple precisamente por ser leído, que fue muy feliz, yo no estoy conforme. Porque el Doctor merece, aunque sea por una vez, que las cosas le salgan bien. Por una vez, no debería estar condenado a la soledad, a perderlo todo.
Recuerdo que en su último viaje en la TARDIS, el décimo Doctor visita a sus companions. Una Rose que aún no le conoce (ese momento me hizo llorar como una magdalena), a Martha y a Mickey, que se han casado… Pero el onceavo no tendrá esa oportunidad. Técnicamente podría visitarlos antes de que se vayan en esa última aventura, del mismo modo que puede visitar a Amy de niña, pero sospecho que Moffat no quiere que pensemos en ello.
Sea como sea, tengo la esperanza de que vuelven a aparecer. ¿Por qué? Pues porque soy una ilusa. De momento, solo me queda decir, hasta siempre, señores Pond. Un gusto haberos conocido.
P.D. Esta reseña me ha quedado fatal. Tan mal que podría hacer una reseña sobre ella. Y estaría a la altura de la de Hush, hush. Lo siento, la emoción me ha traicionado.
P.D.2 El momento de la estatua de la libertad con su cara de Wheeping Angel pegada a la azotea es brutal.

Antes de irme, os dejo las preguntas de la entrada: ¿Seguís alguna de las series de las que he hablado hoy? ¿Cuáles son vuestras series favoritas? ¿Os gusta mi pijama? Y ahora, sí, nos vemos en la próxima actualización. (Sale del escenario frotándose los ojos y bostezando) 






P.D. Mi reseña sobre Revolution puede parecer demasiado radical. Pero es que si no lo decía reventaba.

12 comentarios:

  1. Aún no he visto "Dr. Who", lo que puede considerarse un sacrilegio... Y tampoco me he animado a probar "Revolution", pero, por lo visto, ni falta que hace xD.

    Yo también soy crítica con los libros y generosa con las series, así que esta sección me va a encantar :). ¡Un beso para cada una!

    ResponderEliminar
  2. No he visto estas series, no soy de ver mucho la tele. Quiero decir, tengo series animadas favoritas xD pero de esta onda mis favoritas son House y la ley y el orden.

    Algo nada que ver; cachan que está entrada dice 'lunes 1 de octubre' y acá son -mira su reloj- 10:04 pm. Domingo. Demonios, me siento como si estuviese viendo el maldito futuro :/ xDD

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me comi un spoiler xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
    Martha y Mickey? En serio? :O!

    Pues nada que le tengo ganas a Fringe :P

    ResponderEliminar
  4. Dr. Who! tengo unos cuantos amigos whovians, justo hoy un chico me ofreció pasarme los capítulos ^^ Así que pronto llego a la nueva temp.
    besos!

    ResponderEliminar
  5. Aunque soy una friky de las series, no he visto ninguna de las que presentas (ups!); me temo que ahora mismo me tiran otro tipo de ficciones. Pero seguiré tus reseñas, por si me apunto alguna para mi calendario! 1beso!

    ResponderEliminar
  6. Dios mio, no he visto ninguna de estas series... Antes veía muchas pero ahora ya no, no sé porqué :(

    ResponderEliminar
  7. De fracaso absoluto de sección nada. Si es necesario yo os dejo un número masivo de comentarios (Sí, me gustan poco las series xDDD)
    Yuhuuuu Fringe!!! Ahora es cuando tengo que confesar que no he podido verlos porque justo el sábado perdí la conexión y la acabo de recuperar. Sí, el ordenador ya está descargando como un descosido, pero estoy que hecho humo por no haber podido verlos antes grrr. Y tengo que confesar que yo también veo cualquier cosa que me pongan delante. Ahí aguanté esa temporada de The Secret Circle como una campeona xD

    Tengo pensado ver Revolution, más que nada, por los nombres tras el cartel Kripke y Abrams efectivamente ejem ejem, y tanto tu reseña como… bueno vale casi todas, me han dejado de piedra. De lo mal que la han puesto vaya. Creo que desde Lost todo lo que Abrams toca se convierte en nada, exactamente igual que Pilar Rubio. Esto… que me descentro. Realmente se me han quitado casi las ganas de verlo, porque si es en ese plan. Uf. Lo descargaré y probaré a ver pero si es tan mala como dicen, creo que no caeré.

    Sobre Fringe, aish, soy poco objetiva, es la serie de mis amores xD. No me leeré la parte de los spoilers para no morir de un infarto. La sensación que me da Fringe en general, es que cada temporada nueva que veas anula todas las anteriores. Así que si quieres empezar a verla por la tercera, estará igualmente bien xD
    Por cierto, doy palmas con las orejas porque hayan conseguido que Deneth…. Walter viva, porque es el mejor de la serie. He dicho.

    Y sobre Dr. Who he decidido que me puede la intriga y las decepciones y la veré del tirón cuando haya salido. Pero que, para matar al mono, voy a comenzar a verla de nuevo por el principio muahahaha. Así en plan me siento super friki.

    Y tengo que ponerme al día con las que están saliendo (Glee, Dexter, Boradwal Empire, Fringe, Once Upon a Time, Grimm y Merlin). Me siento una fan horrible u_u Por cierto, me gustan vuestros post de series en pijamas. Yo creo que no hay forma más cómoda de ver una serie.

    P.d: si es que me pongo a hablar de series y no me callo xDD

    ResponderEliminar
  8. Aquí otro fan de las series xDDD

    Aunque ahora me pillas en un mal momento para ver los estrenos, así que estoy tirando de series pendientes. De las 3 que has comentado sigo Fringe, a la espera de comenzar la quinta temporada, y quería empezar Revolution, aunque cada vez tengo menos ganas, visto tu comentario y algunos más que he leído xDDD Dr. Who es una de las que tengo pendientes, pero no caerá todavía a corto plazo...

    Aparte de esas y tras abandonar Los Simpson (ya ni por completismo la quiero ver) y terminar la primera temporada de Continuum, estoy viendo Awake. Y aparte de esas varias sitcom: The Big Bang Theory, Cómo Conocí a Vuestra Madre y Modern Family.

    Tengo que darle todavía un repaso a la parrilla de estrenos, pero de momento había apuntado (además de Revolution) Crossbones y Arrow, aunque la primera es para la mid-season...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta vuestro blog, os sigo y os invito a que os paséis
    por el mío.
    Besis.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta Doctor Who, ese capi aún no lo he visto, es que no quiero ver la despedida de los Ponds :( Pero hoy lo veo seguro, es una de las series que más me gustan sin duda :)

    ResponderEliminar
  11. Hola!! Me gusta mucho tu blog y te sigo desde ya.
    Pásate por el mio quedas oficialmente invitada XD

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. No sigas viendo Revolution, yo conseguí aguantar hasta el capítulo 13 y a partir de ahí dije no más. Si el patriotismo que despide la serie en el segundo capítulo te asusta... en los siguientes morirás de horror. Eso por no hablar de un trama que termina haciendo aguas por todas partes y unos personajes que ya no se vuelven planos sino monolineales. Únicamente se salva Giancarlo Esposito en su papel de militar.

    ResponderEliminar

Déjanos tus opiniones, pensamientos, o amenazas de muerte. ¡Pero siempre con el debido respeto! Los comentarios que consideremos ofensivos o spam serán eliminados.