SOMETHING WICKED THIS WAY COMES...

12 de diciembre de 2012

Buenos presagios - Terry Pratchett y Neil Gaiman

(Se abre el telón y aparecen Morrigan y Dark Heart. La primera lleva cuernos; de los infernales, no de los otros, y un tridente. Dark, por su parte, lleva unas alas de ángel; pero de ángel guay, como Aziraphale o Cass, no como Patch).

M: Hola, queridos nueceros.

DH: ¡Espera, espera! ¡No podemos empezar! ¡No sé dónde he metido mi arpa! 

M:  De todas formas, no sabes tocarla...

DH: ¡Sí que sé, pero no entiendes de arte moderno, inculta!

M: Será eso... Bueno, antes de empezar con la reseña, os informamos de dos cosas. La primera: ya comenzaron las votaciones en el concurso de Libros y Literatura. Si os gustó nuestra reseña de Cincuenta Sombras de Grey y queréis votarnos, os dejamos el link en la sidebar. 

DH: La segunda es que nuestra cara está en un libro. Osea, que tenemos Facebook. Face-book (ríe descontroladamente) ...Lo pilláis, ¿no?

M: (Ante el silencio absoluto del teatro, le da una palmadita en la espalda). Si te sirve de algo a mí me ha hecho gracia.

DH: ...Gracias. Mejor que sigas tú.

M: Como iba diciendo Dark, hemos dado el salto al Facebook y hemos creado una página para el blog. Si le dais a Me gusta, una galleta imaginaria de chocolate y nueces de materializará en vuestra mesa/superficie más cercana.

DH: Os recomendamos que no lo hagáis en la bañera. Podrían deshacerse. De todas formas, os traemos hoy cosas más chulas que galletas imaginarias y libros en la cara (o caras en un libro). Más incluso que Grey y nuestra fusta en su contra. Os traemos... ¡¡una reseña!! Sí, sí. Habéis leído bien.

M: Creo que a alguno se le ha desencajado la mandíbula. El caso es, que el libro que os traemos hoy es perfecto para este año. Y este mes. Porque habla del fin del mundo.

DH: ¡Y también hay un perro llamado Perro! 

M: ¡Y ángeles! ¡Y demonios! ¡Y tibetanos! 

DH: ¡Dentro ficha!
Buenos Presagios

Tomo único
Good Omens | Terry Pratchett y Neil Gaiman
Norma Editorial | AE: 1999
ISBN: 9788479048778| 320 págs.

Las Buenas y Ajustadas Profecías de Agnes la Chalada anuncian que el mundo se acabará en sábado. El próximo, de hecho. Justo después de la hora del té... El Anticristo ha nacido, en Gran Bretaña, pero una serie de errores lleva a que en vez de llevar una vida ajustada a su naturaleza, con una educación satánica, viva tranquilamente con una familia de clase media en un pueblecito cerca de Londres. Un demonio y un ángel se ayudan mutuamente para evitar el fin del mundo... 
O P I N I Ó N   P E R S O N A L

M: Hacer reír a alguien utilizando solo las palabras es difícil. Sin embargo, Terry Pratchett y Neil Gaiman hacen que parezca un juego de niños. Y por eso los adoro/envidio profundamente. 

DH: Yo me siento irresistiblemente atraída hacia ellos. Son mis amores secretos. Los quiero a los dos en mi cuarto... pero todo a un nivel intelectual, que Terry ya no está para esos trotes, a su edad.

M: Por un momento creí que ibas a decir: ¡Ay, si tuviera 40 años menos!

DH: (cierra la boca) ...qué tontería. ¿Cómo voy a decir eso? (murmura) ¿Cómo no se me ha ocurrido antes?

M: El caso es, que muchas veces dos cosas que nos gustan mucho no tienen por qué combinar bien. Por ejemplo, a nosotras nos gusta el chocolate. Y el jamón asado. Pero si los mezclas, el resultado debe ser asqueroso. Pero en este caso, la mezcla de una pizca de Gailman y dos cucharaditas de Pratchett ha tenido como resultado un libro apetitoso y suculento. Voy a parar con las metáforas culinarias,  que algunos estarán pensando que se trata de un libro comestible. Y me entra hambre.

DH: Además, los nueceros estarán perdiendo el hilo. Ellos quieren chicha. Argumento. Y os lo vamos a dar. Yeah, baby. (Carraspea) Perdonad el cambio de registro. No sé de dónde ha salido.

M: Bueno, pues hagamos un pequeño resumen de los acontecimientos. Hace mucho tiempo (bueno, solo once años), en un Reino que todos conocéis (el Reino Unido) nació el Anticristo. Mientras eso pasaba, en la tierra se desarrollaba una guerra fría entre el Bien y el Mal (sí, así, con mayúsculas).

DH: Efectivamente. Pero pongámonos en antecedentes. Que haya una guerra fría entre el lado oscuro (que tiene galletas y helado) y el lado luminoso (que tiene libros) implica que hay gente ahí para lucharla. Y ahí entran los dos tíos más guays del universo. El ángel y el demonio que, pese a sus razas, son mejores amigos. Qué bonito, ¿verdad?

M: El ángel se llama Aziraphale y es librero por afición. Y el demonio, Crowley (sí, me lo imagino como Mark Sheppard). Conduce un Bentley y se dedica a hacer cosas malas, pero no demasiado malas.

DH: Cosas malas como desconectar el sistema de telefonía móvil de Londres durante 45 minutos. Eso es auténtica maldad, señores y señoras. No quitarle el bastón a una viejecita. No ponerle la zancadilla a Anastasia Steele. Ni siquiera tirarle de las orejas al príncipe de Inglaterra. Esto, amigos míos, es un demonio hecho y derecho.

M: Ponerle la zancadilla a Anastasia Steele sería considerado un acto de bondad. Le darían una medalla y todo. Al menos yo lo haría. Sería de oro (falso), con una nuez en relieve.

DH: Ahí queda para el valiente nuecero que se atreva a hacerlo. Cuidado con su guardaespaldas. Dicen que tiene un látigo. A lo que íbamos. El Anticristo nace y nuestros dos majos seres sobrenaturales deciden educarlo para que cuando sea mayor pueda tener libre albedrío y esas cosas que nos dicen que existen pero que nadie puede demostrar. ¿El problema? Que los dos idio...sincráticos se equivocan de niño. Bueno, vale, puede que una monja satánica cambiara a los niños y eso los confundiese un poco... nimiedades.

M: No es culpa suya. Ellos estaban entregados a su causa. Crowley hasta se puso faldas. El caso es que al final, cuando el niño cumple once años, se dan cuenta de que es normal. O todo lo normal que puede ser uno teniendo por niñera a Crowley y jardinero a Aziraphale. Mientras tanto, en un pequeño pueblo, en una familia de clase media, el Anticristo crece haciendo lo que hacen todos los niños. Jugar con sus amigos y pegarse con otros niños.

DH: Jugar a la inquisición española. Como los Monty Python.

M: Y cosas como esa. El caso, es que un día el Apocalipsis se desata. Así, sin avisar. Bueno, hubo alguien que sí avisó. Agnes la Chalada, que escribió un libro de profecías con una precisión que mete miedo. El caso es, que como a Aziraphale y a Crowley no les viene bien que se acabe el mundo, deciden que deben impedirlo cueste lo que cueste...

DH: Y hasta ahí podemos destriparos el libro. Como veis el argumento puede ser un poco liante, sobre todo porque hay muchos personajes.

M: Sentimos habernos dado cuenta de ello mientras hacíamos la sinopsis. La próxima vez prometemos hacerlo mejor. Además, los propios Neil y Terry nos ofrecen una sinopsis justo después del "prefacio". Una que lo resume todo perfectamente:

La Narración de ciertos acontecimientos ocurridos en 
los últimos once años, de acuerdo y en conformidad, 
como se demostrará más adelante, con: 
Las Buenas y Ajustadas Profecías de Agnes la Chalada 
recopiladas y editadas, con anotaciones de índole educativa 
y preceptos para los sabios, por Neil Gaiman y Terry Pratchett.



¿Que no dicen nada? Dicen lo justo y necesario. Vale, tal vez se les ha olvidado mencionar el tema del Apocalipsis. Nada importante. Como ha dicho Dark, hay muchos personajes, y para ayudarnos y como si se tratase de una obra de teatro, justo después de la sinopsis, nos ofrecen un Dramatis Personae. Entre esos personajes estarían, por ejemplo, los amigos de Adam Young (el Anticristo) con los que mantiene charlas filosóficas y llenas de imaginación que los meterán en más de un lío.

DH: Solo diremos una palabra: alienígenas.

M: Dos: tibetanos. Además, está Anathema Device, descendiente de Agnes la Chalada. A través de ella, conocemos las profecías de su tatarataratatarabuela o lo que sea. Unas profecías que, para mí, son de lo mejor del libro. Están perfectamente ligadas a los acontecimientos, incluso a los más absurdos. Además, me han hecho pensar. Este último año el que más o el que menos se ha emocionado con la perspectiva del fin del mundo, buscando entre profecías antiguas. Profecías que no tienen por qué ser ciertas. Profecías que se pueden interpretar como le salga a uno del higo. Es lo que tiene escribir algo. En el momento que lo haces, está sujeto a la interpretación. Así que, echadle imaginación, que lo mismo en lugar del fin del mundo lo que predicen es que os vais a ir al fin del mundo con vuestro yate y Jack Sparrow porque os va a tocar la lotería de Navidad. 

DH: Deberíamos hacer nuestras propias predicciones. O quizá no. El caso es que sí, la novela también tiene su parte de crítica, bastante obvia en el momento en el que aparecen los Cuatro Jinetes del Apocalipsis: Muerte, Guerra, Hambre y Contaminación. La pérdida de Peste muchos años antes es lamentable, pero no podemos hacer nada.

M: Mientras habla sobre ellos, hace referencia a un montón de realidades o hechos históricos que hacen que se nos caiga la cara de vergüenza como seres humanos (y no daleks o cybermen) que somos. Critica entre otras cosas: los establecimientos de comida rápida, la contaminación de los ríos, las guerras ridículas (es decir, todas), las centrales nucleares, todo... salvo a la Muerte. A la Muerte no. Obviamente. La Muerte es genial. La Muerte es la de Mundodisco. Tiene el mismo carisma. Si ya lo dice ella misma: está en todos lados. Ni que decir tiene, que es mi personaje favorito. De Mundodisco, en este tiene demasiada competencia directa. Es difícil elegir.

DH: Pero la queremos, de todas formas. Yo quiero que me firme mi ataúd... vale, a lo mejor lo del humor negro no es lo mío.

M: Ese no ha estado mal. La Muerte es una personificación muy interesante. Porque es igual que la realidad. Me explico: es objetiva. Ella no entiende de clases, ni se deja llevar por colores, religiones, etc. Es totalmente imparcial. Solo se fija en el tiempo. Y además es una cachonda. Hasta ese extremo llega Terry. Hace que nos riamos hasta de la muerte. ¿He mencionado ya cuanto lo idolatro?

DH: Sí, creo que unas cuatro mil veces. Así que cambia de tema antes de que tengas la tentación de volverlo a decir.

M: (Articula las palabras Le adoro, sin llegar a decirlas) Además, tenemos al Ejército Cazabrujas. Que no tiene nada de ejército. Ni de cazabrujas. Es una institución que vive de glorias pasadas. Muy triste todo.

DH: Así, diciendo tonterías... ¿no hay muchas instituciones exactamente con el mismo problema?

M: Sí... Vamos, que es como cualquier institución gubernamental. Anticuada. Este ejército lo forman fundamentalmente dos personas: Shadwell y Newton Pulsifer.

DH: El primero es un hombre... curioso. Uno que suelta insultos a puntapala y que no soporta al resto de los seres vivos. El segundo es una pobre criatura que no da una con los ordenadores, por mucho que lo intenta.

M: Pero hay que quererlo... O no. Es el único que me deja indiferente. Eso sí, tiene un papel fundamental en todo ese rollo del Apocalipsis. En cuanto a la forma del libro caben destacar un par de detalles como: los pies de página. 

DH: Unos pies de páginas que harán la delicia de... bueno, de todos. Al menos si tenéis sentido del humor, que no lo dudo. Os dejamos un par de ejemplos:


 Citas 

"Llegados a este punto, posiblemente valga la pena mencionar el hecho de que el Sr. Young creía que un paparazzi era un tipo de linóleo italiano."


"Aunque, todo hay que decirlo, tuvo que levantarse en 1832 para ir al baño."


M: Puede que sin el contexto pierda su gracia, es para qué veáis que va el asunto. En el libro, además, podemos encontrar verdades como puños ocultas entre chistes, metáforas hilarantes y juegos de palabras. Muchísimas referencias a la cultura pop (como por ejemplo una broma recurrente sobre cómo cualquier cinta que pasa más de dos semanas en un coche se convierte automáticamente en una cinta de Queen) y situaciones surrealistas que os arrancarán más de una carcajada. Tres o cuatro como mínimo (cada una).

DH: No hay mucho que decir de la estructura, me temo. Bueno, sí: que he echado mucho de menos los capítulos. Aunque hay separación entre párrafos, ¿nadie más tiene la sensación de que parar al final del capítulo es así como más correcto? ...¿No? Y luego soy yo la rara.

M: La verdad es que ni me había dado cuenta. Han conseguido que me olvide hasta de los capítulos. 

DH: Pues yo he encontrado el detalle un poco incómodo... pero igualmente no le voy a quitar diez puntos por ello. 

M: Resumiendo, si os gustan las historias en las que los personajes no son el prototipo de héroes, sino que hacen lo que buenamente pueden y lo que les dejan, esta es vuestra novela.

DH: Lo tiene todo, literalmente: demonios en contestadores automáticos, extraterrestres, perros que persiguen mariposas, torturas de la Inquisición, una chalada que escribe un libro del que no se vende ni una copia y una secta de satánicas que no dejan de hablar. Ah. Y una moto voladora. Y no, no me refiero a la de Sirius Black.

M: Es más bien cómo si la señora Figg y Filch le hubiera robado la moto a Sirius para dar una vuelta en ella. Muy paranormal todo.

DH: Pero nosotras, que adoramos lo paranormal, el sinsentido y los ángeles que tienen librerías, le damos el sello de aprobación. 

V E R E D I C T O

8.75/10

Aún no se ha inventado un comentario para resumir la novela. Os avisaremos cuando haya noticias al respecto. Mientras tanto, leedla. Mola. Mucho.

P.D. 
M: ¿Sabes qué es lo más paranormal de la novela?
DH: ¿Que Morrigan no haya dicho demasiadas burradas?
M: .... Vale, la segunda cosa más paranormal.
DH: Sorpréndeme.
M: Lo mucho que se parece el Aziraphale de la portada a David Beckham.
DH: ... Debe ser una de las señales del fin del mundo: mejor será decirle adiós a los nueceros. Nos veremos en el Cielo... O no.

14 comentarios:

  1. Me encanto la reseña, si es que sois las mejores en esto ^^, el libro no lo he leído pero tras terminar de leer vuestra reseña ganas no me faltan. Muchísimas gracias por tomaros tanto trabajo

    ResponderEliminar
  2. No sabéis la de veces que he regalado este libro, me pongo en plan Muerte (Pratchett) y digo: ¡ES UNO DE MIS FAVORITOS!
    Y ahora añado la sonrisa eterna de Muerte (Gaiman) :)
    jejeje, me encanta leeros.
    Un abrazote!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que interesante reseña xD, esta de locos este libro (justo de los que me gustan), ¡Neil Gaiman!
    saludos :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Sois geniales! No tengo nada más que decir xDDDDDDDDDDDDDDD. Ahora quiero leerlo xDD

    ResponderEliminar
  5. Vaya no conocía este libro, pero me ha encantado vuestra reseña y ahora lo quiero! Además os viene al pelo para reseñarlo... jajaja al ser un libro tan surrealista a veces es difícil distinguir si las coas surrealistas de la reseña provienen del libro o de vuestro propio surrealismo (valga la redundancia).
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Ese libro es maravilloso y puedo decrilo aunque no he terminado de leerlo (me quede donde nombra al perro perro) y ese angel y ese demonio son seres fabulosos, ya los shipeo, no puedo evitarlo. y su reseña es fabulosa, aunque no haganbromas sobre el libro

    ResponderEliminar
  7. "Y el demonio, Crowley (sí, me lo imagino como Mark Sheppard)" AMÉN. Y nada más que añadir jajaja, es quee, es normal. Yo también me lo imagino así. ¿Podría ser de otra forma? No lo creo.
    Dios, tengo que releer este libro. Hace un montón de tiempo que llevo diciendomelo pero nunca me pongo xD Pero es que aish, me conquistáis con las referencias fikis de vuestras reseñas.

    Creo que habéis hecho una crítica a la altura de la novela, aunque eso de la puntuación coma 75... jolines si a mi con una puntuación sobre diez me sobraban números xD
    Una forma genial y muy acorde de acercar este tipo de libro a lo demás. Quiero decir, no le pega demasiado una reseña seria. Vale, no le pega nada. Creo que necesito volver a leerlo. No es ya cuestión de querer o no sino de necesidad. Me habéis puesto los dientes largos.

    P.d: Sí que es sospechoso lo de la portada, ¿le habéis preguntado a Agnes qué opina?

    Besos

    ResponderEliminar
  8. No he leído el libro, pero he leído Neverwhere de Neil Gaiman y está genial, así que lo mismo me lo pienso...

    P.D.: JAMÁS VOLVERÉ A VER ESA PORTADA SIN PENSAR EN DAVID BECKHAM. xD

    Lyly Black :)

    ResponderEliminar
  9. No conocía este libro pero otro a apuntar tras vuestra fantástica reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola, chicas!

    No puedo dejar un comentario muy extenso hoy, pero resumiendo: me ha encantado la reseña y gracias por no destripar el libro -porque lo pienso leer-. Me encanta Gaiman -como autor y persona-. Aunque sé quién es Pratchett y sé que es superfamoso, no he leído nada suyo. El caso es que... ¿Una bruja, un demonio, un ángel, los Jinetes del Apocalipsis y, por si nos sabía a poco, el Anticristo? Yes, please.

    Magnífica recomendación.
    Un beso!
    S.

    ResponderEliminar
  11. Ois que ganas! cuando sera que leo a Pratchett, pero en mi pais me odian y no hay ni un libro suyo!!!!!!!! oh me lo apunto

    ResponderEliminar
  12. Éste ibro sí que suena interesante y me llama la atención :D
    Excelente reseña, como siempre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Hola, chicas!

    Soy reincidente ahora. Ya comenté aquí, pero resulta que tengo una mini-anécdota y os la voy a contar.
    Estaba hace un par de días iniciando una nueva lectura, haciendo acopio de material para un nuevo proyecto. El libro se titula 'Inside WikiLeaks', y está escrito por el que fue la mano derecha de Julian Assange hasta poco antes de su detención, cuando la cosa se les fue de las manos -según cómo se mire-.
    Resulta que me acordé de vuestra entrada de blog porque leyendo la introducción, el autor, Daniel, explica que estaba solo en su habitación, en shock, cuando recibió las últimas palabras de Julian diciendole -más o menos- 'Estás despedido'. Y el tipo se describe a sí mismo desorientado de pronto, viendose fuera del titánico proyecto, y sin poder procesarlo. Dice que sólo recuerda que estaba leyendo un libro, así que se levantó de sus silla frente al ordenador, se tiró en la cama y empezó a leer hasta dormirse. Finalmente, el libro acabó en el suelo, y el tal Daniel absolutamente frito.
    Dice 'recuerdo qué libro era: 'Buenos presagios', de Terry Pratchet y Neil Gaiman'.

    Básicamente, una trivialidad dentro de una historia tan genial como la de WikiLeaks. Me acordé de vosotras, simplemente. Y flipé bastante, para qué nos vamos a engañar xDDDD

    Un beso!
    S.

    ResponderEliminar
  14. Me reí mucho leyendo este libro y también me he reído leyendo vuestra reseña. Los comentarios a pie de página eran la guinda del pastel de un libro hilarante pero con un humor muy inteligente.
    Tiene momentos de esos que no se olvidan como cuando Adam le pone "Perro" como nombre al Perro del Infierno. O cuando los moteros que acompañana los jinetes del apocalipsis están decidiendo sus nombres...
    La verdad es que este es un libro que volveré a leer porque me lo pasé genial leyéndolo.

    No sé si en todas las ediciones es igual, pero en el que me regalaron, Gaiman y Pratchet hablan de como escribieron el libro y también el uno del otro y... ¡De mayor quiero ser como ellos! Me encantan.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Déjanos tus opiniones, pensamientos, o amenazas de muerte. ¡Pero siempre con el debido respeto! Los comentarios que consideremos ofensivos o spam serán eliminados.