SOMETHING WICKED THIS WAY COMES...

29 de agosto de 2012

100 seguidores + Reto + Booktrollers

DH: Bienvenidos, seguidores de esta nuestra humilde secta, una entrada más.

M: Antes de nada, queremos daros las gracias. Tanto a los 119 seguidores de twitter como a los 104 del blog. Y muy especialmente a los que comentáis. Este blog lo hacéis en parte vosotros. Y para reforzar esta afirmación, hoy os traemos algo muy especial... Bueno, en realidad no es tan especial, se nos ha ocurrido así, de pronto.

DH: Es que nosotras vamos sobre la marcha, no sé si lo habéis notado. Somos espontáneas y completamente imprevisibles. Pero tranquilos, esta sorpresa os gustará. No vamos a hacer ningún ritual satánico, aunque puede que sacrifiquemos algunos libros...

M: Nada que no hagamos habitualmente. Sin embargo, esta vez vosotros podréis ayudarnos a elegir que libro destriparemos reseñaremos. Sí, habéis leído bien. Para festejar que hemos llegado a los 100 seguidores hemos decidido hacer una especie de reto. 

DH: No, no desenvainéis las espadas aún. No se trata de un duelo. El reto será que nosotras, con toda nuestra buena voluntad y... esto... subjetividad, nos leamos el que penséis que es el peor libro del mundo. Que puede no gustarnos... o puede que sí.


M: Así que os animamos... ¡Qué digo animamos! Os rogamos que nos dejéis un comentario con vuestras sugerencias. Y entre todos los libros sugeridos elegiremos uno. Corrijo. Random.org lo hará. Nosotras no tenemos manos inocentes. Somos pura maldad.

DH: Nos leeremos el libro y haremos una reseña. Es la ocasión perfecta para nominar a vuestros peores enemigos... Espera. Lo de no tener mano inocente lo dirás por ti. Yo tengo unas manos impolutas. Siempre que asesino lo hago con guantes.

M: Hablaba en sentido figurado, Dark. Sabes que yo también uso guantes. Por las huellas y eso. (Sonríe encantadoramente) ¿Por dónde íbamos? ¡Ah, sí! El reto. Pues eso, sea cual sea el libro, si resulta ganador haremos una reseña. Si veis que el libro que queréis sugerir ya lo han sugerido antes, no os preocupéis, podéis volver a decirlo y así tendrá más posibilidades de salir elegido. Tenéis hasta la próxima entrada (dos-tres días) para participar.

DH: Libros en español, a poder ser... pero bueno, también sabemos algo de élfico y chapurreamos valyrio vulgar, pero como no los dominamos del todo, aún nos cuesta un poco leer.

M: Y una vez dicho esto, empecemos con la entrada propiamente dicha. Hoy inauguramos una nueva sección.

DH: Así es. Y para ello hemos hasta acuñado una nueva palabra. Porque esta sección se llamará "booktrollers". Creo que no hace falta que os expliquemos los componentes de tan maravilloso nombre.

M: Sí, creo que ese nombre capta bastante bien la esencia de lo que vamos a hacer aquí. La sección en sí no necesita explicación. Nosotras somos más de ejemplos prácticos, así que sin más dilación, os presentamos:

B O O K T R O L L E R S :  P O R T A D A S  D E  N O V E L A S  ( V O L .  I ) 

En esta ocasión, nos centraremos en las obras romántico-erótico-festivas.

DH: A continuación tenéis una portada de una novela romántica: Tierna fue la tormenta. Por favor, echadle un buen vistazo. Cuidado. Pueden sangraros los ojos. Si es así, consultad rápidamente a un especialista.

M: He de puntualizar algo. En esta ocasión no nos meteremos con el contenido, solamente juzgaremos el libro por su cubierta, y nunca mejor dicho. Por su apariencia. Una apariencia que en este caso es horrible. Estimados editores: unas letras y un vestido elegantes pierden bastante si las acompañas de un tío desnudo arrimando la cebolleta. Lo sé. Sorprendente. No hace falta que me deis las gracias.

DH: Bueno, al menos han censurado la portada. Demos gracias que a la mujer afortunada no se le ven los pechos. Y a él... le han censurado sus partes pudientes arrimándola a ella. Y la parte en la que la espalda pierde su casto nombre con un arbusto... Espero que no sean ortigas...

M: Pues yo espero que lo sean. Merece un castigo por torturar así a mis pobres ojos. Solo para que conste, no tenemos nada en contra de los desnudos, sobre todo si son masculinos. Pero hay desnudos elegantes y luego, está esto. 

DH: Al menos el o la portadista estudió anatomía. Creo que el dibujo es muy útil, en ese aspecto, si tienes interés en recitar de memoria los músculos del cuerpo. Porque a este sujeto se le deben marcar todos. Bueno, todos no. Algunos quedan ocultos.

M: A mi me gustaría conocer el contexto que rodea a esa imagen. ¿Iba la chica paseando, se encontró a un tío desnudo detrás de unos arbustos y cayó de rodillas ante sus... atributos?

DH: Yo lo que me pregunto es la época en la que se sitúa la acción. Y cómo él ha acabado tan bien depilado.

M Ahora entiendo por qué la chica parece tan extasiada. Desea saber cuál es su secreto de belleza.

DH: Mmm... Si te fijas bien... Tienen cierto aire a los protas de La Sirenita. Él es moreno y con bronceado marinero. Ella pelirroja y apenas se tiene en pie con sus recién adquiridas piernas...

M: Interesante apreciación... También podría ser Bella, con su vestido amarillo. Al menos así se explicaría por qué Bestia está desnudo. Se podría culpar a la transformación, que es una pervertida.

DH: Sea como sea, ahora tengo ganas de leer la novela. Más que nada para saber si la portada es una cosa random. Quizá el libro merezca la pena. Ya sabes: a veces el libro es malísimo con una cosa horrible delante; otras nos enamoramos a primera visto y luego sentimos ganas de quemar páginas.

M: Sin duda. Pasemos a la siguiente cubierta. Tenías que ser tú de Susan Elizabeth Phillips. Creo saber en qué estaba pensando el que la eligió. Os daré una pista: empieza por t y acaba por etas.

DH: Bueno, si fuéramos chicos heterosexuales y viesemos este libro en una librería... seguro que nos sentiríamos irresistiblemente atraidos hacia esta novela, no me preguntes por qué.

M: Por el colgante, por supuesto. ¿Qué clase de chico no aprecia la bisutería?

DH: Calla, eso no es bisutería. Es obvio que es oro del auténtico. Le echo unos 24 kilates. Una monada. ¿Y dónde se compra esta chica la ropa interior? Es divina, oye.

M: Lo cierto es, que nuestras críticas solo demuestran que no tenemos ni idea. Es obvio que el que hizo esta portada es un visionario. Le gustó tanto en 3D que quería pasarlo a los libros. ¡Fíjaos! S
i casi parece en relieve.

DH: ...La única posibilidad de empeorar esta portada sería haciéndola en relieve, precisamente. Como para pasar desapercibida en el autobús o en el metro, con la cara enterrada en las páginas de un libro con pechos.

M: Libros con tetas. Yo creo que eso incentivaría la lectura entre la población masculina.

DH: Calla, no des ideas o pronto escribirán un libro a lo Cincuenta sombras de Grey que tendrá un buen escote en la portada. Predigo que será un best-seller. Y vendrá con un látigo de regalo.

M: Si viene con un látigo, yo me lo compro. Y ahora, la última pero no por ello la menos horrorosa es A merced del jeque de Penny Jordan.

DH: Esta es especialmente sugerente, no nos lo negaréis. Ahí, los dos tirados sobre sedas, enzarzados en... retozar.

M: Sí, a mi me sugiere que no lo lea en público. ¿He dicho sugiere? Quería decir que su portada lo grita a los cuatro vientos. Y el título también sugiere mucho. Uuuuh. Una historia de dominación. Apasionante. 

DH: Y, qué raro, es él quien domina. Mira la pose de chulo que pone, tan natural. Como si le diera igual todo, incluso tener a una tía en camisón encima que se lo quiere beneficiar. Y, atentos al detalle, no lleva camisa, de modo que podemos seguir nombrando cada uno de sus músculos.

M: A los jeques también les gustan los gimnasios.

DH: Y las camas con dosel. Y las vidrieras propias de las catedrales. Ajá.

M: Yo nunca he visto una cama con dosel más allá de los catálogos de las tiendas de muebles, pero según muchas portadas, todos los macizos forrados de las novelas tienen una. Señores, las portadas así son las que le dan mala prensa a las novelas románticas. Nos hacen pasar ese momento vergonzoso cuando vamos a pagar y nos miran como si estuviéramos comprando porno. 

DH: Son las cosas así las que incitan a descargarte un libro en vez de comprarlo en formato físico. Todo sería mucho más fácil si no pusieran highlanders descamisados o jeques macizos que tienes que esconder en tu habitación para que tu familia no te censure. Y vosotros, ¿qué opináis de las portadas? ¿Y qué decís a nuestro reto?

M: ¡Nos vemos en la siguiente entrada!









P.D. Sabemos que el final de esta entrada ha sido un poco precipitado, pero es que nos perseguían un portadista, una editora y un pirata desnudo y depilado, y  tuvimos que huir.

27 de agosto de 2012

Liebster Award- ¡Gracias Margari!

(Entran Morrigan y Dark Heart al escenario con sus mejores galas; saludando y lanzando besos al público como si estuvieran en la gala de los Oscar)

DH: Hola un día más, encantadores seguidores. Como veis, hoy hemos sacado del armario nuestras mejores galas, porque nos han nominado.

M: Así es. Margari del blog La isla de los libros ha tenido el detalle de pensar en nosotras para este premio.

DH: ¡Gracias! ¡Como venganza, te nominaremos a un premio que nosotras mismas inventaremos...! Que no, que es broma... ¿o no?

M: No lo sé... Los premios M&D. Suena guay (se pone las gafas de sol para darle mayor énfasis a esa afirmación) El caso es que aquí está el premio... ¿A que es bonito? Vamos a ponerlo en el salón para verlo todos los días.

DH: Sobre la tele, ¿te parece?

M: Sí. Así seguro que lo veo todos los días. Pero antes de eso, el premio viene con unas reglas que detallaré a continuación:

- Decir 11 cosas sobre ti.
- Contestar a las preguntas de quién te ha nominado.
- Elegir 11 personas y nominarlas en la entrada.
- Realizar 11 preguntas a tus nominados.
- Seguir a quién te ha nominado y visitar a 3 de tus nominados.

DH: Once víctimas, qué delicia... 

M: Dark solo bromea. Si ya lo habéis hecho o no queréis aceptar el premio, no os preocupéis. No nos enfadaremos... Demasiado. ¡Sabemos dónde vivís! Lo siento, hoy no me he tomado la medicación. Ahora en serio. Sin presiones. 

DH: Se supone que lo primero que tenemos que hacer, entonces, es decir once cosas sobre nosotras. En este punto me pregunto por qué a la persona que inventó el premio no le gustaba el 10, que es un número tan redondo. Pero no haré comentarios maliciosos y comencemos con esa información que a nadie le interesa y que por eso va a ser completamente random. 

1 1  C O S A S  S O B R E  N O S O T R A S

M: 1) A veces me pongo los calcetines de diferente color. Me explico. Son iguales, misma forma, diseño y tamaño, solo varía el color. Y os preguntaréis. ¿Por qué haces algo así? No es a propósito. Es que mi lavadora se come los calcetines. Pero solo se come uno. Entonces llega un momento en el que tengo que ponérmelos de distinto color y ahí se inicia un círculo vicioso que se termina en cuanto coinciden en el cajón dos del mismo color.

DH: 2) A mí me pasa lo mismo con los pijamas. Normalmente siempre me pongo la parte de arriba de uno y la parte de abajo de otro diferente. ¿El resultado? El disfraz de carnaval perfecto.

M: 3) Me encanta Doctor Who. Estoy obsesionada. Incluso no puedo evitar emocionarme con Doomsday  y con Journey's End. Y sí, cuando digo emocionarme lo que quiero decir en realidad es llorando como si no hubiera mañana.

DH: 4) A mí me emocionan las películas Disney. Sí, aquí donde me veis en realidad soy una llorica que no soporta que se mueran personajes de dibujos animados. ¿Algún problema?

M: 5) La muerte de Mufasa supuso un duro golpe emocional para mí. Y la de la madre de Bambi también. Traumas, traumas everywhere.

DH: 6) Casi tan fuertes como el trauma que me supuso tratar de leer la trilogía La Bella Durmiente que Anne Rice publicó bajo el pseudónimo de A. N. Roquelaure. ¿Que Cincuenta sombras de Grey es fuerte? Mis pequeños inocentes, más os gustaría... (no, para vuestra información, no pude acabármela, demasiado explícita para mí).

M: 7) Necesito un café por las mañanas. Para despertarme y apaciguarme. Digamos que... tengo un mal despertar. ¿Sabéis todas esas cosas feas que digo en las reseñas? Pues mil veces peor y contra todo el que me diga: Buenos días. 

DH: 8) Adoro mi cama. Puedo dormir diez horas seguidas y no sentir remordimientos. 

M: 9) Odio los bichos. No les tengo ni miedo ni respeto. Les tengo pánico. Y asco. Mucho asco. Por suerte, mi gata se los carga. Aunque últimamente está un poco sádica y juega con ellos antes. Es un amor.

DH: 10) Tengo más de diez peluches en mi dormitorio. Sé que cuando no miro empiezan a moverse y festejan que no esté en casa. Son ellos los que me cambian las cosas de sitio para que no pueda encontrarlas después. Aún así, sé que también mantienen a raya a los monstruos que viven debajo de mi cama, así que les permito hacer trastadas.

M: 11) ¿Habéis visto a dos locas cantando las canciones de Love Actually por la calle? Somos nosotras.

DH: Podéis huir o saludarnos. No mordemos.

L A S  1 1  P R E G U N T A S  D E  M A R G A R I

1. ¿Cuál es tu libro favorito? 

M: No puedo elegir solo uno. Como mínimo he de mencionar dos: Bautismo de fuego de Andrzej Sapkowski y La Princesa Prometida de William Goldman.
DH: Cincuenta sombras de... NO. Lo de los libros favoritos siempre me ha sorprendido. ¿Por qué hay que elegir solo uno? El que más me he releído es, probablemente, el primero de Harry Potter. Pero mis preferencias cambian por temporadas.

2. ¿Y ese libro que incomprensiblemente te gusta?

M: No sé. El vestido de Cora. Es un libro infantil, el del pez llamado Mierdecita (Merdiña, que está en gallego) que mencioné en otra entrada. El otro día lo leí y aún me arrancó una sonrisa. Aunque no es del todo incomprensible. Creo que una parte de mí se niega a crecer.
DH: El diccionario de la RAE. No he conseguido acabármelo entero, pero me encanta. Trae información, a veces tan útil y otras tan irrisoria...

3. ¿Un personaje literario que te gustaría conocer?

M: ¿Solo uno? ¡Los gemelos Weasley! ¡No! ¡Geralt de Rivia! ¡Espera! ¡Aragorn! ¡Jon Nieve! ¡Robb Stark! Que alguien me pare, por favor.
DH: ¡Para! Que te dejas en evidencia... Sé más práctica y di lo mismo que yo: no puedo elegir a uno. Mi idea es montar un harem con todos los que diría. Cuando lo consiga no me volveréis a ver por aquí.

4. ¿Un personaje literario que odias?

M: Con lo dada que soy a odiar gratuitamente, esta pregunta es aún más complicada que la anterior. Voy a reducirlo a cuatro: Joffrey Baratheon, Cersei Lannister, Roose Bolton y Bellatrix Lestrange. 
DH: ... Si contesto a esto también tenía para un harem. Pero de muerte y destrucción.

5. ¿Una historia literaria que te gustaría vivir?

M: Creo que no hay ninguna historia literaria que me gustase vivir al pie de la letra pero... Lo que daría por recibir la carta de Hogwarts. A mi primogénito como mínimo. Ni que decir tiene que aceptaría encantada. Creo que de la emoción no necesitaría ni el tren, iría corriendo.
DH: No es la única... A mí también me gustaría recibir esa carta. O aparecer en cualquier mundo de fantasía... ¿He dicho cualquiera? Me reservo el derecho a aparecer en el universo de Canción de Hielo y Fuego. Predigo que mi muerte sería dolorosa.

6. ¿Y de pequeña, qué libro te gustaba más?

M: Me gustaban (y aún me gustan) además del que he mencionado antes, Matilda y El Vicario que hablaba al revés, ambos de Roald Dahl. También me gustaba mucho El león, la bruja y el armario. Harry Potter y la piedra filosofal lo leí por primera vez a los 11 años... Así que supongo que también cuenta.
DH: De pequeña me gustaba mucho un libro llamado ¡Vaya alboroto! de Astrid Lindgren. Y Cuento de Navidad, de Charles Dickens. Me incluyo en la Generación Potter, también, aunque eso fue bastante después.

7. ¿Con qué tipo de novela disfrutas más?

M: Con la novela fantástica. Aunque también me gustan mucho las de género negro.
DH: Secundo lo de la novela fantástica. Y si es épica, mejor que mejor.

8. ¿Qué novela te ha sorprendido en los últimos años?

M: Así que recuerde... El Síndrome E de Franck Thilliez. Cuando me lo regalaron acababa de salir de una racha de libros malos, así que lo empecé a leer con la idea de que iba a ser como los otros.  Todo lo contrario, me encantó.
DH: Cumbres Borrascosas. Vale, sé que no es precisamente actual, pero pensé que no me iba a gustar nada. Me imaginaba algo a lo novela de Jane Austen. Me equivocaba. Y para bien.

9. Una saga a la que estés enganchada...

M: La Saga de Geralt de Rivia (es mi segunda obsesión después de Doctor Who), Harry Potter (la tercera) y Canción de Hielo y Fuego.
DH: Secundo lo de Harry Potter y Canción de Hielo y Fuego. Y agrego Crónica del Asesino de Reyes. Que sé que Patrick Rothfuss dice que es una trilogía... pero no me lo creo, lo siento.

10. ¿Qué tiene que tener una novela para que te guste?

M: Tiene que emocionarme. Tiene que arrastrarme dentro de la historia, sumergirme en su mundo. Tiene que tener al menos un personaje con el que pueda encontrar algún tipo de afinidad. Uno que quiera que todo le salga bien. Que, aunque sea un desastre, tenga ese tipo de carisma literaria que te hace odiarlo o amarlo. Y si tiene tíos buenos, mejor que mejor.
DH: Un malo carismático, alguien que me haga reir y una pareja que me emocione. Y si es un amor imposible, mejor que mejor.

11. Aparte de novela, ¿lees algún otro género?

M: Me gusta mucho el teatro. Aristófanes, Sófocles, Plauto, Shakespeare, Molière... También leo poesía, pero menos. Me gustan mucho: Keats, Leopardi, Rosalía de Castro... Me encanta la poesía en gallego. Es una lengua que se presta al lirismo.
DH: Teatro, sobre todo clásicos. Y poesía, si cae en mis manos.

N U E S T R O S  N O M I N A D OS

Que conste que lo hacemos porque nos caéis bien, no porque seamos malas personas, que lo somos y bastante.

1) Mara Oliver de Maranoias
2) Nagini de The Source of Freedom
3) Hannah y Rokuso3 de Luminous Words 
4) Belén Vieparoles de Belén Vieparoles
10) RebecaMg de What's reading you

N U E S T R A S  P R E G U N T A S

1) ¿Cuál es el libro que has leído más veces?
2) ¿Hay algún libro que jamás hayas podido terminar?
3) ¿La historia de amor literaria que más te ha gustado?
4) ¿Cuál es la pareja imposible a la que te gustaría juntar? (Ej. Hagrid-Voldemort. Precioso. Una pena que no puedan tener niños.)
5) Busca un personaje para cada uno de los siguientes adjetivos: irritante, egocéntrico e inteligente.
6) Si crearas tu propio mundo fantástico, ¿cómo lo llamarías?
7) Tu cita literaria favorita. (Y por cita quiero decir frase. Como alguien me conteste algo tipo "cuando Edward lleva a Bella a cenar", saco la fusta.)
8) Imagina que mañana por la mañana te despiertas en la Tierra Media, ¿que harías? 
9) ¿Cuál es el personaje más divertido de la literatura? Justifica tu respuesta.
10) ¿Qué es lo que más odias que ocurra en la trama de un libro?
11) ¿Ebook o libros tradicionales?




P.D. 
DH: Morrigan no me ha dejado poner una pregunta, no sé por qué...
M: Porque me hacía demasiada gracia. Y eso no es bueno... No sé si los nominados compartirían nuestros gustos en cuanto de atar a la gente se trata...
DH: Puntualicemos, que he dicho "atar a la cama". Cada uno puede hacer con la persona o la cama lo que quiera...
M: O lo que pueda.

23 de agosto de 2012

Grandes tópicos de la literatura universal- El Pagafantas


(Entran Morrigan y Dark Heart con sus batas de científicas literarias puestas. También llevan unas gafas de pasta y una carpeta en las manos. Son la viva imagen de la rigurosidad y la ciencia literaria. Junto a ellas, hay un letrero que dice: "Esta entrada puede contener algún spoiler sobre Amanecer, Cincuenta sombras de Grey o Harry Potter".)

DH: Hola, fieles seguidores, ¿cómo estáis? Un día más os traemos un tópico de la literatura universal. En este caso hemos tomado el socorrido y omnipresente personaje  conocido en los círculos de la ciencia literaria como "Pagafantas". En otras palabras, el tercero en el triángulo amoroso. El que se lleva a la chica no, el otro.

M: Los personajes que analizaremos hoy han sido creados únicamente para sujetar velas y amarse a sí mismos. Su hábitat natural es la friend-zone, y rara vez se les encuentra fuera de ahí. A veces alguno hace el amago de salir, pero es repelido por la protagonista de turno, que utiliza unas palabras mágicas para mantenerle a raya. Tras una exhaustiva búsqueda y tras examinar un montón de viejos pergaminos, hemos dado con esas palabras. Unas palabras tan terribles que os ruego no repitáis en voz alta. "Yo te quiero, pero como amigo" (Una sombra pasa sobre el sol y el escenario parece oscurecerse un momento. Morrigan y Dark Heart se estremecen) Horrible, lo sé.

DH: El Pagafantas, como he dicho antes, es el tercer ángulo en el triángulo de toda relación amorosa que se precie. Porque todo libro medianamente importante en el canon literario de la humanidad consta de una trama amorosa donde la protagonista se pregunta, al menos una vez en la novela, qué chico le gusta más... Y conste que estoy siendo irónica. ¿O no?

M: Es difícil decirlo. Analizando desde novelas actuales hasta clásicos hemos encontrado a este espécimen que, lejos de estar en peligro de extinción, parece estar repoblando el mundo literario a base de escuchar las penas de su interés romántico y poner cara de perrito abandonado cuando elije a otro.

Lo mío sí que es pelo Pantene.
DH: Bueno, eso es mucho generalizar. Los hay más o menos agresivos y más o menos dispuestos a dejar a escapar a la protagonista. Sin duda a vuestras mentes han venido ya muchos ejemplos de esta especie, y sois libres de hablar de los que no mencionaremos aquí en vuestros comentarios. Porque, como comprenderéis, la lista es demasiado larga para meternos con todos. Digo... analizarlos. Analizarlos a todos.

M: Pero pasemos ya a los ejemplos. Empezaremos por un personaje que ya tardaba en salir en este nuestro blog. Jacob Black. El caso de este lobo crepuscular es uno de los más claros y de los más trágicos.

DH: Además de para enseñar pectorales, Jacob tiene una función bastante clara en los libros de la Meyer: ofrecerle al lector una tensión aguada en la que no sabemos si Bella lo elegirá a él o a Edward al final. Digo aguada porque es obvio que no lo hará, por mucho que algunas guardaran esa secreta esperanza.

M: Sí. Fue cortarse las greñas y quitarse la camiseta y todo el mundo empezó a creer que tal vez tenía alguna posibilidad. El suyo es un caso triste porque Mary Sue Bella le animaba. Se pasó todo el segundo libro poniéndole ojitos y dejándose querer para luego abandonarle a la primera de cambio por el vampiro gusiluz. Y ahí es cuando Dark y yo pensamos "no te preocupes Jacob, puedes hacerlo mejor". Nos equivocamos. Pasó de ser un pagafantas a ser un pedobear de la vida en cero coma. Pero ese es otro tema.

DH: Sí. En otra ocasión hablaremos de los asaltacunas que las autoras de romances varios nos hacen creer que no lo son. Pero a lo que vamos. Jacob aún tiene salvación. No se queda solo, triste, y sollozando en un rincón. Además, su atracción por Bella queda... ¿medio explicada? Eso le da un minipunto.

M: La verdad es que la atracción de cualquier personaje por Bella necesita ser explicada. Yo aún me pregunto cual es la excusa de Edward. Pero pasemos al siguiente pagafantas... O más bien cambiemosle el nombre a Jacob. Y pongámosle José. Sí, hablo del amigo de Anastasia de Cincuenta Sombras. He de decir a favor de Jacob y sin que sirva de precedente, que al lado de José gana muchos puntos.

DH: Os recordamos que José no deja de ser el mismo perro con distinto collar. En vez de indio la autora lo pone latino. Y no lo convierte en hombre lobo, lo que es también un paso. Pero si comparamos a Anastasia con Bella, hasta yo me quedaría con Bella. El caso es que José es mucho más penoso que el lobito. Al menos en el primer libro, que es el que nos hemos leído nosotras.

M: Este individuo lleva su pagafantismo a un nivel que me gusta llamar "me faltan manos para tanta ostia". Digamos que no entiende lo que significa un no. Y Anastasia, como es tan maravillosa (y tan tonta) le disculpa. Claro que sí. 

DH: Yo prefiero los amigos que no te intentan besar con lengua a la primera de cambio. Algo tipo Simon de Cazadores de Sombras, tal vez. Él también es un Pagafantas (en el primer libro, al menos, que es lo que me he leído), pero se le disculpa porque es majo y se hace querer. 

M: O como Damon. Ese no es un pagafantas al uso. Como tampoco lo es Adrian de Vampire Academy. Pero aún así, ahí están. Viendo como su interés romántico se lanza a los brazos de otro. Aún así, mi favorito en esta lista es Snape. Poor thing. Estaría seguido de cerca por Tonks. Sí, sí, todos sabemos que en el grupo Sirius-Remus-Tonks, la que sobraba era ella.

DH: Perdona, pero tengo que discrepar. Es obvio que Sirius nunca se sobrepuso de la muerte de James. Solo estaba utilizando a Remus para olvidarlo, ¿vale?

M: Tienes razón. Entonces lo de Tonks sería aún peor. Sería el segundo plato de un segundo plato. Pobre. 
Al menos a ella le salió bien. Robert Baratheon no puede decir lo mismo. Y Meñique tampoco. Lo de este último si que es perseverancia.

DH: Canción de Hielo y Fuego no es el mejor de los ejemplos. Nadie sufre de verdad por amor. Y si lo hacen, se desquitan en el burdel de la esquina... A lo que íbamos. No os creáis que lo del Pagafantas es un asunto nuevo. Por si no os habíais dado cuenta, la literatura actual está en una mala racha en la que se crean muchas obras que habría que tirar. Lo que quiero decir es que no podemos esperar mucha originalidad, cuando lo que se llevan son las modas. ¿Qué conclusión sacamos? Que el asunto del Pagafantas ya viene de atrás. De muy atrás...

M: Pensemos por ejemplo en... Jane Eyre, Orgullo y Prejuicio, El señor de los anillos...

DH: Empecemos por Orgullo y Prejuicio, por eso de que en esa novela encontramos uno de los mejores ejemplos. Y que, además, da asquillo. Hablo del primo de los Bennet, el que pretende pedir a Elizabeth en matrimonio. Y que al final se lleva a la amiga fea, simplemente por llevarse a alguien.

M: Aunque en Orgullo y Prejuicio amor, lo que se dice amor no hay. Hay más bien una mezcla entre: "el amor sin pan no sirve de nada" y un "¿y tú cuántas vacas tienes?" Pero supongo que el primo Bennet nos sirve. Lo aceptamos como animal de compañía... Espera, creo que la frase no era así...

DH: No pasa nada, te hemos entendido. En Jane Eyre hay otro cura que acaba igual (bueno, vale, proyecto de misionero). Jane lo rechaza con todo su encanto y el hombre se queda para vestir santos, y nunca mejor dicho. Aunque claro, si te dan a elegir entre Mr. Rochester y ese... yo también habría hecho esa elección.

M: Yo también. Y en cuanto a El Señor de los Anillos, en este caso es una pagafantas. Hablo de Eowyn, por supuesto. Vale que en la película hicieron más hincapié en toda la parte amorosa que en el libro, pero aún así a Eowyn le hacía tilín Aragorn en plan mucho. Aunque como la mayoría sabréis, por ella no debemos sentir lástima.

DH: A estas alturas, probablemente, empecéis a ver Pagafantas por todos lados. Es normal, pero no os emocionéis: lo de Sancho Panza aún está por comprobar.

M: Sí, lo suyo fue un rumor malintencionado que inició Dulcinea del Toboso. Obviamente, la culpa de ser un pagafantas no es del todo suya. Aunque algunos deberían saber cuando hay que rendirse. El caso es, que muchas veces son los/las protagonistas las que provocan este tipo de enamoramiento condenado al fracaso. (Sí, ya me has oído Aragorn, eres un calientabragas).

DH: Algo tienen que ver también los autores. Algún día entenderán que para el éxito no es necesario el típico triángulo amoroso. Un día estaría bien que ampliaran sus horizontes... ¿qué tal un cuadrado?

M: Sí. Algo tipo El sueño de una noche de verano. Aunque yo siempre he sido más de hexágonos. Quizá sea porque son más fáciles de dibujar... Lo que realmente estaría bien es que optasen por el círculo. Los protagonistas de algunas novelas se aman tanto a sí mismos que merecen quedarse solos.

DH: Sería más realista, al menos. Hay gente soltera en el mundo, ¿no?

M: En el literario no. En el literario solo los malos se quedan solos. Los buenos se casan, o tienen una pareja, o varias y tienen sexo regularmente.

DH: Y niños. ¿Sabes? Si yo fuera la protagonista de un libro haría como Victoria en Memorias de Idhún. (Spoiler, si no queréis leerlo fingid que no existe xD)

Quiero seguir leyendo
M: Yo también. Y ellos lo aceptarían. Compartir es de buenas personas.

DH: Efectivamente. Hasta los lectores estarán de acuerdo.

M: Dejemos que se lo piensen. Y que nos digan qué otros pagafantas nos hemos dejado en el tintero.

DH: En la próxima entrada más, pero no mejor. 





P.D. Sabemos que no hemos mencionado nada sobre el rollo raro que se traen Sam-Frodo-Merry-Pippin, pero preferimos no entrar en debate. 

P.D.2 Hemos iniciado una campaña llamada Apadrina un pagafantas. Nuestro objetivo es conseguir liberarlos a todos de la friendzone. 

20 de agosto de 2012

Marcada - P.C. Cast y Kristin Cast

Marcada
La Casa de la Noche #1
Marked (House of Night #1) | P.C. Cast y Kristin Cast
La Factoría de Ideas | AE: 2008
ISBN: 8498004179 | 288 págs.

Después de ser "marcada", la joven Zoey se une a la Casa de la Noche, una escuela en la que se entrenará para convertirse en un vampiro adulto. Eso, si consigue superar el cambio; y no todos los Marcados lo logran. Es un rollo comenzar una nueva vida, en especial lejos de sus amigos, Además, Zoey no es la típica chica iniciada. La diosa vampira Nyx la ha elegido como alguien especial. Pero no es la única iniciada de la Casa de la Noche con poderes especiales. Cuando descubre que la líder de las Hermanas Oscuras, el grupo de élite de la escuela, abusa de los dones concedidos por la diosa, Zoey debe buscar en su interior el valor para abrazar su destino... Con algo de ayuda de sus nuevos amigos vampiros.
O P I N I Ó N   P E R S O N A L

(Aviso: esta entrada contiene algún que otro spoiler)

DH: No sé si lo recordáis, pero hace unos días (vale, una semana) os exponíamos el interesante tópico de los vampiros. Todos conocemos al menos un libro que incluir en la categoría y que puede habernos gustado más o menos. Así, generalizando, podemos decir que todos son los vástagos de la Meyer, que puso el tema de moda hasta tal punto que ya medio mundo la detesta.

M: Pues el libro que vamos a reseñar hoy no solo es uno de esos vástagos, sino que además lo anuncia alegremente en la portada, como si fuese algo de lo que estar orgulloso. Así que cuando llegó a nuestras manos, ya estábamos listas para abrir el cubo de la basura y tirarlo dentro. ¿Nos hubiéramos precipitado? No estoy segura. 

DH: A ver, autores del mundo. Lo de que otro escritor aparezca en la portada de tu novela NO tiene por qué ser bueno en todos los casos. Ciertos nombres tiran para atrás, os guste o no, por muy famosos que sean. Y lectores del mundo... que no os engañen, ¿vale? Los nombres de los bestsellers están puestos sutilmente (a veces tan sutilmente que son más grandes que el título de la novela en cuestión) en las portadas por peligrosas mentes del márketing para que caigais en la tentación.

M: Pero al margen de su ascendencia, este libro deja mucho que desear por sí solo. Es como una droga. Es malo y engancha. Yo me lo leí en una tarde mientras mi cerebro exclamaba, agonizante: "Deja de torturarme. Tú antes leías libros buenos". 

DH: ... ¿Engancha? ¿Hemos leído el mismo libro? Porque no sé yo qué decir... Pero lo primero es lo primero. Haz un resumen de los nuestros. ¿Qué pasa en la novela? ¿Cuál es el argumento?

M: Veamos... Zoey es una chica normal a la que un día marcan y condenan a ser un vampiro. Obviamente, ella es especial, y su marca no es como la del resto (qué giro argumental tan inesperado). El caso es que se va a una escuela exclusiva para proyecto de vampiros y descubre que casi todos están buenos (unbelievable). Allí conoce al chico de sus sueños y a su archienemiga Aphrodite, que es rubia y muy mala (nunca lo hubiera adivinado). Las circunstancias que rodean ese primer encuentro las comentaremos a fondo más tarde. Además, Zoey pronto hace amiguitos nuevos y se convierte en la líder de su chupipandi pseudovampírica. 

DH: ¡Oh, cielos, es la historia más original jamás escrita! ¿Cómo ha podido ocurrírseles a las autoras? ¿Una Mary Sue? ¿Un chico para mojar pan? ¿Unos amigos que conoce el primer día y que la adoran?

M: Lo sé, Dark, lo sé. Es sorprendente. Para que luego digan que la originalidad ha muerto. 

DH: Vale, dejando a un lado la ironía, hay cosas que realmente son originales. De verdad. Como la forma en que la chica y su interés sentimental se conocen. Es... Es... un momento mágico. Quizá no especialmente romántico, pero sí... eh... realista. Natural. Uno de esos instantes en los que te das cuenta de lo especial que es él. Y de que no vas a olvidar ese primer cruce de miradas en toda tu vida. Es... Vale. Asqueroso. 

M: Digamos que nos dejó con la boca abierta. Y a Aphrodite también.

DH: La dejó literalmente de rodillas.

M: Normal. Es que con esa escena sorprender a la gente está chupado.

DH: Pero bueno, no hay que prejuzgar a nadie. El momento solo demuestra que Aphrodite come de todo.

M: Hablemos claro. Como dijo una de las amigas molonas de Zoey, a las cosas hay que llamarlas por su nombre. Aphrodite le estaba haciendo una felación a Erik. O lo estaba intentando.

DH: Ahora bien, si habéis conocido a vuestro novio de una manera similar, estoy por decir que jamás se lo contaréis a vuestros hijos. La verdad es que yo creo que el chico solo quería llamar la atención. Él o Aphrodite, no lo tengo muy claro. ¿Conocéis el dicho? Quien no llora, no mama... Pues gracias a ellos nunca lo volveré a decir.

M: Al menos, Zoey no cayó rendida ante los encantos de Erik (que debían estar bien a la vista) en ese momento. Lo hizo la segunda vez que lo vio. Ya sabéis como funcionan las novelas juveniles. Las hormonas están a flor de piel. Luego nos reímos de los romances del tuenti... No tienen nada que envidiar al de algunas historias. 

DH: Uuuuh, amor adolescente. Ese también es un tema poco explotado, si tenemos en cuenta que se desarrolla dentro del mundo vampírico. Un mundo en el que resulta que todo ser rico y guapo y famoso es sobrenatural. Ya decía yo que las tres cualidades juntas harían estallar a una persona normal y corriente. Son de otra especie, sin duda.

M: Es verdad. No sé como he podido olvidarlo. Shakespeare era un vampiro... Entre obra y obra sacaba un rato para beber sangre. Y Neferet se mete con Bram Stocker. En serio. Dejad a los maestros en paz. O sacaré la katana y me pondré en plan Kill Bill

DH: Pues a mí me ha dolido más lo de Byron. Que cogieran un poema cualquiera y dijeran: "¡Eh! ¿Por qué no lo metemos aquí? Así, a modo de rezo satánico o algo parecido." Gente del mundo, así es como podéis fingir que sois cultos: añadid unos versos o cita de un autor completamente random a vuestra obra. Los que conozcan el texto estarán asombrados y os aseguro que os aplaudirán. Los que no lo conozcan... ¡estarán el doble de impresionados!

M: Y si eso no os parece suficiente no os inventéis una mitología nueva. Usad la que ya existe. Os leéis un par de artículos de la Wikipedia, los memorizáis y empezáis a regurgitar como si no hubiera mañana. Eso sí, primero os la pasáis por el forro. Éxito asegurado. Aunque hay que reconocer que al menos se molestó en darle a la historia un argumento y un marco más o menos sólido. Ya es más de lo que muchos autores (finge una tos en la que está inscrita el nombre de E.L. James) pueden decir.

DH: Sólido tiene que ser, claro. Lo suficiente, al menos, como para darle a las autoras pie para hacer otras... nueve novelas, si no me equivoco. Y creo que la cosa sigue... ¿A alguien más le parece que, por norma general, cuando una serie pasa de los siete u ocho tomos pierde todo el sentido original? A menos, claro, que te llames Terry Pratchett y escribas sobre el Mundodisco. Si ese es el caso, me quito el sombrero.

M: Lo cierto es que personas con criterio, cuyas opiniones valoro y respeto, me han dicho que a partir del tercero mejora mucho... Puede que me lea un par más para saber si es cierto. Pero no ahora. Ahora necesito desintoxicarme de tanta novela que vive por encima de sus posibilidades. 

DH: Hablemos de una de mis partes favoritas en todas las novelas: los personajes. Siempre desde un punto subjetivo, claro, porque habrá quien te caiga mejor o peor entre ellos. Por lo general, la protagonista siempre se lleva nuestro odio, porque es super-especial, única en su especie, y con altas probabilidades de llevarse al más macizo en 50 kilómetros a la redonda.

M: En mi caso, en esta novela solo me caen bien los gatos. Porque no hablan. La protagonista, Zoey Redbird, tiene sus momentos. A veces me cae bien y otras me parece una hipócrita. Se pasa el día criticando a la gente. A unos por beber, a otros por zorrear, a otros por existir. Y así. Sus amigos son tontos no, lo siguiente. Obviamente la adoran aunque la conozcan de dos días. Stevie Rae es un personaje que existe para evidenciar las cualidades de Zoey. Es algo así como la amiga fea. Las gemelas, que en realidad no son gemelas, son como las malas, pero como son amigas de Zoey hay que quererlas. O eso dicen. Yo les daba una patada voladora. Contra Damien no tengo nada, pero si contra las autoras que le crearon. Y las que utilizan al amigo gay como tópico literario. ¿Es necesario presentar a alguien haciendo hincapié en su condición sexual? ¿Acaso cuando presentáis a un personaje heterosexual hacéis constar que le gustan los del sexo opuesto? Pues eso. Que aquí todos sois muy modernos pero consideráis que tener un amigo gay es como tener un bolso bonito.

DH: Algún día analizaremos el tópico del amigo gay y los prototipos que explotan, no os preocupeis. Porque por lo general, en la mayoría de los libros son todos iguales. Yo me sentiría ofendida, si fuera homosexual. Pero siguiendo con el tema, en el otro lado del cuadrilátero están las malas. Tan malas, tan malas, que se han elegido sus nombres en consecuencia. Unos nombres, si me lo permitís, bastante irrisorios... Creo que intentan demostrar algo, aunque no he llegado a entender del todo lo qué. Terrible, belicosa y avispa, todas alrededor de la increíble diosa del amor. Pues nada, chicas, gran uso de Google. Ni voy a hacer chistes por separado sobre sus... apelativos.

M: No merece la pena el esfuerzo. Obviamente, además de ser malas, son unas guarras. Por supuesto. Y Zoey no deja de decirlo. Para que nos quede bien claro que ella es la buena y las otras las que merecen la silla eléctrica. Tópicos, tópicos everywhere. Luego está la familia de Zoey, con historia trágica incluida. Un padre que las abandonó, un padrastro ultrareligioso y controlador, una madre gilipollas, y dos hermanos que no pintan nada en la historia. Todos ellos me dan mucha pereza.

DH: La protagonista sin su historia trágica detrás no es nada y lo sabes. Traumas, traumas everywhere. 

M: Cierto. Es la primera regla del Marysueísmo. Y además los animales se sienten atraídos hacia ella. Skylar, el gato de Neferet que muerde a todo el mundo; la yegua Persephone; el chico guapo... Vale, meter a Erik en la categoría de animal es exagerado, pero si no es capaz de controlar sus instintos estando en el pasillo del colegio, lo merece. Obviamente cae rendido a los pies de Zoey. También la segunda vez que la ve. La primera estaba muy ocupado subiéndose los pantalones.

DH: Qué sabias palabras. Pero aunque nos estamos emocionando resaltando puntos negativos... eh, tampoco es malo, el libro. Bueno, no TANTO, al menos. Sobre todo teniendo en cuenta lo que hemos reseñado hasta ahora. Es mejor que Cincuenta sombras, lo que no es difícil, ya de por sí. Y mejor que Mírame y Dispara. Al menos aquí no hay mafiosos vestidos de D&G.

M: Es verdad. Y al menos los vampiros beben sangre humana. O vampírica. Vamos, que no comen ratas. Y eso les da puntos. Pero entonces ves las cualidades narrativas de las autoras (me leí el primer capítulo en inglés, solo para comparar) y te dan ganas de tirar los puntos que han ganado por el váter. Seguidos de cerca por el libro. 

DH: Uy, eso me suena. Pero tenía entendido que una de ellas es escritora. Y la otra, periodista, o algo así...

M: Ser escritor debería ser algo más que publicar un libro. Para publicar un libro a veces solo necesitas un poco de suerte y una mierda vendible. Para ser escritor deberías saber escribir, algo que, por desgracia, cada vez se valora menos. Y en cuanto a lo de periodista... Creo que en este país hay muchos periodistas que podríamos usar de ejemplo de que una carrera no garantiza que sepas escribir o que tengas algún tipo de rigor a la hora de hacerlo. 

DH: Lamentable. Si es así, entonces, Dios bendiga a los traductores españoles, que siempre parecen mejorar los libros que nos vienen de fuera. Vuestro trabajo es difícil, pero desde aquí os damos las gracias por mejorar la literatura actual día a día.

M: Y lo hacen sin que se valore su esfuerzo o su talento. 

DH: Y después de este momento de agradecimiento, va siendo hora de cerrar el chiringuito, porque se nos acaban los comentarios ingeniosos por hoy. Paz, amor y vampiros. Ciao!

V E R E D I C T O


4/10

Nos habríamos pensado el aprobado si en un final alternativo los gatos se los  hubieran cargado a todos.


P.D. La prueba más contundente de que los vampiros no existen es que no han empezado a arrancar cabezas por lo mucho que se cachondean algunas autoras de ellos.

15 de agosto de 2012

Mírame y dispara- Alessandra Neymar

Mírame y Dispara

Mírame y dispara #1 | Alessandra Neymar
Montena | AE: 2012
ISBN: 9788484418788 | 432 págs.

Kathia Carusso, una joven adolescente de la alta aristocracia italiana, regresa a Roma tras pasar muchos años en un internado. Allí se reencuentra con Cristianno Gabbana, un conocido de la familia con quien nunca ha tenido muy buena relación. Cristianno es terriblemente atractivo, impulsivo, y no parece tener más preocupaciones que las peleas con otras bandas y el flirteo con chicas de piernas largas. Al empezar el curso, Kathia y Cristianno verán que comparten no solo la misma clase sino también el mismo grupo de amigos. Lo que empezará como odio irá desembocando en una tensión cada vez más fuerte. Y, cuando finalmente ambos se atrevan a aceptar sus verdaderls sentimientos, deberán sortear obstáculos que nunca habrían imaginado...
O P I N I Ó N   P E R S O N A L

(Y entonces, aparecieron Morrigan y Dark Heart en el escenario. La primera llevaba una falda de cuero de H&M negra. Pero no era un negro cuervo, si no más bien negro alquitrán. Llevaba una camiseta blanca y sencilla también de H&M y completaba el look con unos zapatos amarillo canario de la tienda de la esquina y un látigo que evidenciaba su mala costumbre de fustigar a los autores. Se ahuecó los cabellos de color rojo Valentino. Bueno, eran más bien naranja piel de Valentino.
Dark Heart, por su parte, iba ataviada con unos vaqueros de los de toda la vida y una camiseta blanca. Completaba el look con deportivas del Carrefour y un chaleco antibalas, por si acaso a alguno de los lectores se le ocurría hacer una barbaridad. Se quitó las gafas de sol de los chinos y se echó el pelo hacia atrás con un movimiento que golpeó a Morrigan en toda la cara.
Aquella ropa, evidenciaba su condición de científicas literarias pobres con recursos limitados a la perfección.)

DH: Bienvenidos, fieles seguidores, a una nueva entrega de nuestros desvaríos. Hoy tenemos reseña en el menú. 

M: Como podéis ver, el libro del que hablaremos hoy, Mírame y dispara, es un producto nacional. Habíamos leído un montón de reseñas positivas sobre él así que con nuestra mejor intención decidimos leerlo. Y ahora, también con nuestra mejor intención, hemos decidido llevar nuestra sinceridad hasta el final. (Una bala le roza el brazo derecho.) Muy bien. ¿Quién ha sido? ¡No me obliguéis a usar el látigo!

DH: Te dije que te trajeras el chaleco. Lo de que la verdad duele no es solamente una metáfora.

M:  Ya veo... Pero creía que la frase se refería al que la recibe, no al que la suelta. (se frota el brazo) Pero volvamos a la reseña. Antes de empezar, me gustaría advertir que la reseña podría contener spoilers, pero son cosas que se anticipan casi desde el principio de la novela. De todas formas, si queréis dejar de leer lo entendemos. Los spoilers grandes los esconderemos detrás de un bonito botón para que nadie se los coma con patatas. Para los que no lo hayáis leído, el libro trata sobre la Mafia. O, como la llamo yo, la Mafia edulcorada para adolescentes. Hay que reconocer, que es un tema que no se suele tratar en los libros juveniles así que, un minipunto a la originalidad.

DH: No sé hasta qué punto que una persona haya visto El Padrino quiere decir que es original.

M: Sabes a qué me refiero, Dark. Como tema de novela juvenil no es habitual, independientemente de lo pseudomafiosos que sean. Porque, siendo honestos, las familias mafiosas de este libro dejan bastante que desear. Cuando pienso en mafiosos, pienso en los Corleone. En Don Vito, en Michael, incluso en Sonny.  Pienso en los Prizzi. Pienso en los Matalobos. En Carmelo, para más datos. Muchos no sabréis quiénes son estos últimos, porque son de una serie gallega que habla sobre las familias de la droga; de los clanes que gobiernan el mundo del narcotráfico. No son mafiosos exactamente, pero se parecen. Y tienen carisma. Sí, está feo sentir simpatía por asesinos, pero nos los presentan tan bien que lo hacemos. Incluso queremos que las cosas les salgan bien. En cambio, los Gabbana y los Carusso me son bastante indiferentes. Y eso cuando no me resultan ridículos, de tan estereotipados que están.

DH: Sin duda nadie en este libro te hará una oferta que no podrás rechazar. ¿Sabes? A mí más que del tema de la mafia este libro me incita a hablar de cómo se ha sobreexplotado el tema de Romeo y Julieta en la literatura. Dos bandos enfrentados. Los hijos enamorados. El pretendiente imbécil...

M: Es cierto. Pero no solo tomó inspiración de Romeo y Julieta. Hay partes en las que me parece estar leyendo a Moccia. La historia de amor entre los protagonistas es como muchas otras en la literatura romántica y podría resumirse en: Te veo dos veces y sé que te amo con todo mi corazón porque tú eres muy especial al contrario que las otras tropecientas mil a las que me he zumbado. Yo también pienso lo mismo pero me haré la estrecha. Y así. Y las relaciones entre los demás personajes son... curiosas.

DH: Un día le dedicaremos un post a otro de los grandes temas de la literatura universal. Hablo de la tensión sexual no resuelta (o tsnr para los amigos). Esta autora se ha debido hacer un máster en el concepto, porque lo explota que da gusto. Existe hasta dentro de la familia, ¿sabéis? Porque en esta novela hay incesto. Y por momento parece que hay tantas hormonas flotando en el grupo de amigos que no sabes quién va detrás de quién.

M: Es todo muy paranormal y, por si había alguna duda, todos los personajes del libro quieren zumbarse a Kathia. O a Cristianno. O a los dos.

DH: ¡Porque ellos son perfectos! Ricos y guapos e inteligentes y cool a no poder más. Ellos son... sí, las definiciones gráficas de Mary Sue y Marty Stu, respectivamente. Él es un chulo de playa por el que todas babean, tengan la edad que tengan. Y ella es un especimen que todos los hombres encuentran sumamente violable y saca todo sobresalientes.

M: Y no solo lo son... Si no que todos en la novela se ven en la necesidad de repetirlo una y otra vez. Porque todo el mundo los adora, por supuesto. Y los que no, les tienen envidia. Pero para mostraros hasta que punto llega el peloteo de los demás personajes a los protagonistas, hemos seleccionado algunas perlas.

 Citas 

—Si te dijera que eres la tía más guapa de todo Roma y que me muero de
envidia por ese cuerpazo que tienes, ¿me creerías? —Su voz sonó jovial, como siempre.

—¡Kathia! —clamó aquel chico, con una voz estridente. —¡Uau, chica! ¡Eres más
guapa que en las fotos! Y créeme, eso es muy difícil, encanto.

(Refiriéndose a sus ojos)
—Jamás he visto un gris tan deslumbrante… ¡Es increíble!
—Poca gente tiene ese color… —añadió Erika.

Y paramos ya, porque si no tendríamos que citar casi todo el libro. Cristianno además de ir siempre todo peripuesto, es muy fan de la violencia gratuita, y dice cosas como "Seh a atrebidoh a tocar a mih primoh". Vale, esto es una dramatización, en realidad lo dice así:  "Se había atrevido a tocar a mi primo y a mis amigos, y eso no lo podía consentir". Pero aún así, D. y yo sospechamos que Cristianno es un cani. Igual que  el personaje de Mario Casas en 3MSC... Hache, Jota, Ka... algo así.

DH: Pero esperad, no penséis que todo es amor y violencia. Son mafia con estilo. Hay que concedérselo. Porque visten las mejores marcas. La autora se ve en la obligación de recordárnoslo cada vez que alguien se cambia de ropa. No solo la portada parece el catálogo de otoño de El Corte Inglés. Es que por dentro también lo es: vestidos de D&G, Versace, Cavalli. Y solo para vosotros, chicos, un suplemento especial de coches y motos. ¡Las marcas estarán encantadísimas, con tanta mención indiscriminada y publicidad gratuita!

M: El problema no es que nos describa cómo van vestidos. El problema es que interrumpe acciones, para hacerlo. Momentos de intriga que se van al traste porque ve necesario mencionar que el chándal negro era de Dolce y que le quedaba tan bien que sentía la necesidad de triscárselo allí mismo, con público y todo.

DH: Bueno, es que ellos también van provocando. Pero no entraré en detalles y os dejaremos con la incertidumbre. Hay más puntos a discutir.

M: Como los tópicos que se utilizan a lo largo de la novela, que son muchos. Destacan el de la presa lesbiana, el taxista indio cochino y los mafiosos en general. Por cierto, la escena del taxi es para analizar cuidadosamente. No lo haremos porque ya nos estamos extendiendo demasiado. Solo diremos una cosa. Cristianno es contorsionista.

DH: O la autora no ha montado en un coche en su vida. Mención aparte merece el tío de Cristianno, que parece que sea quien le hace los inventos a James Bond o algunos aspectos de la trama, que parecen sacados de uno de los capítulos de la última temporada de El Internado. Yo esperaba en cualquier momento que alguno de los implicados en esos negocios sucios que se traen dijera: "Primero Italia; después conquistaremos el mundo". Y acto seguido se carcajease con la risa del malo del Inspector Gadget.

M: Momentazo. Luego están todas esas veces que los protagonistas se ven en la necesidad de decir cosas como "Que gran mafioso soy y que culito tengo". Queridos míos, si necesitáis decirlo, es que no lo sois.

DH: Es parte de su encanto. Como la fuerza desproporcionada de algún que otro personaje... ¿A quién pretendo engañar? Hablo de Kathia, que necesita que DOS policías la reduzcan. O los carabinieri de Roma son todos muy poca cosa o ella es prima de Superman por parte de padre.

M: Sí. La chica se emociona y reparte ostias like a pro. Eso por no mencionar el tema del idioma. Bueno, ya que habéis sacado el tema... Se supone que están en Italia y por lo tanto, hablan todo el rato en italiano. Lo damos por hecho. Entonces, ¿qué necesidad hay de poner cosas como ciao? ¿Es que lo dijo en inglés? ¿Nos estás dando a entender que en ese momento no estaba hablando italiano? Mi no entender. Sospecho que es porque los conocimientos de la autora en italiano son los mismos que los míos. Tengo una técnica super alucinante. (Coloca la mano hacia arriba con los dedos juntos y la agita de arriba a abajo) Porca miseria. Bolognese. Vaffanculo. Sorprendente. Lo sé. Adoradme.

DH: Bellissimo. Pero la gente se preguntará, "¿es que no hay nada bueno en esta novela? Porque tenemos entendido que ha ganado un premio. El Premio Ellas Juvenil Romántica". Bien, desde luego yo no puedo ni imaginarme cómo serían los demás manuscritos si fue esto lo que ganó... Bueno, sí. Menos comerciales. Pero sí que tiene algunos puntos salvables. Le damos minipuntos por...

M: Enrico. Al principio no nos convencía, pero fue ganando puntos a medida que avanzaba la historia. Supongo que el hecho de que me lo imagine como Jason Statham ayuda mucho...

DH: El minipunto que dijimos antes, sobre lo de incluir a la mafia en el argumento. En eso es diferente a lo que la romántica juvenil nos tiene acostumbrados.

M: Las escenas de muerte y destrucción, que son pocas. No hay cabezas de caballo cortadas ni corbatas colombianas, pero algo es algo. No busquéis esto último en Google. Es un aviso.

DH: Y el título. Mírame y Dispara. Es casi un ruego. Yo lo pedí varias veces, en un intento de acabar con la agonía. Nadie tuvo piedad de mí.

M: Está exagerando... O eso creo. Esto se nos va de las manos. Así que vamos a ir concluyendo por hoy. Pero antes queremos hacer una predicción para las siguientes partes. (Si no has leído el libro, no lo abras)

Quiero seguir leyendo
M: Kathia es la hija de Fabio. Y Cris y ella acabarán juntos. Aunque sean primos. Puede que mueran o Mauro o Alex, o alguien muy cercano a los protagonistas para darle dramatismo al asunto.

DH: ...o a lo mejor mueren los dos. En ese caso, Shakespeare se levantará de la tumba y clamará venganza.

M: Nos vemos en la próxima actualización.

V E R E D I C T O

3.25/10

Ricos, ricos everywhere. Guapos, guapos everywhere.

P.D. Las amenazas de muerte nos las podéis enviar por email. No nos saturéis la sección de comentarios con ellas.

12 de agosto de 2012

Grandes tópicos de la literatura universal - Vampiros


(Entran Morringan y Dark Heart con sus ya habituales batas blancas de científicas literarias) 

DH: Bienvenidos un día más. Como veis no nos tomamos vacaciones ni en fin de semana.

M: Y sí, si os lo estáis preguntando, tenemos vida más allá de este nuestro blog. Antes de meternos de lleno en el tema que nos ocupa, queríamos daros las gracias por vuestros comentarios. Y por seguirnos. Nos sorprende gratamente que a alguien le guste leer nuestras idas de olla. Aunque a mi psicólogo le preocupa un poco. 

DH: Hoy no os traemos reseña, lamentablemente, porque no nos ha dado tiempo a leer ningún libro completo. Pero estamos en ello.

M: Dark, dicho así parece que en nuestra vida solo hayamos leído un libro. Y sería Cincuenta sombras de Grey. Eso no diría nada bueno de nosotras. Solo para que conste, hemos leído más. Muchos más. Lo que pasa es que no estamos acostumbradas a hacer lecturas conjuntas... Pero vayamos al tema.

Esto no es un vampiro. Es una luciérnaga.
DH: Y el tema que hemos escogido es uno con el que probablemente todos vosotros estáis familiarizados. Los habitantes de la noche. Colmillos largos y rostros pálidos de muertos. Andares elegantes y cientos de años a sus espaldas... Vampiros, queridos lectores. De eso os hablaremos hoy.

M: Creo que se te olvida algo. (Se ponen las gafas de pasta) ¿Lo ves? Queda mucho más profesional y riguroso. Casi parece que sabemos de lo que hablamos.

DH: ¡Oye! ¡Que yo sé de lo que hablo! Aquí donde me ves, en apariencia tan normal... he leído bastantes libros de vampiros.

M: Yo también. Pero la mitad del tiempo suelto lo primero que se me viene a la cabeza. No tengo filtro. Que te voy a contar a ti que no sepas ya. En fin, estimados lectores, antes de que saquéis las horcas y las antorchas, debo hacer constar que no tenemos nada en contra de los vampiros. Rectifico. No tenemos nada en contra de la mayoría de los vampiros.

DH: De los vampiros reales, claro. Hablo de los que beben sangre. De los que matan a gente. No de los que brillan. La purpurina debería limitarse a los trabajos de plástica del colegio. Pero... alguien no se lo advirtió a Edward Cullen. Y así va el mundo.

M: (Niega con la cabeza con actitud reprobatoria) Así es, amigos. Últimamente hay una tendencia a... cómo decirlo. Convertir a los vampiros en ositos de peluche achuchables. En hacer que parezcan criaturas bondadosas y encantadoras para las que beber sangre humana es una simple opción como... no sé, ducharse o hacer footing. Me temo que hay gente que ignora el significado de la palabra maldición. 

DH: Se ha creado una nueva raza de vampiros, en otras palabras. Una adulterada para jovencitas con muchas hormonas y muchas fantasías que llenar con algo. De ahí nacen seres como Edward Cullen. 

M: Edward, Edward, Edward... Sospecho que su nombre va a aparecer muchas veces en este blog. Tal vez demasiadas. Como todo el mundo sabe, este pseudovampiro no se alimenta de sangre humana. Es vegetariano y tiene principios. O eso dice él. La triste verdad detrás de este drama alimenticio, es que la Meyer no quería que pareciese malo. Y todo el mundo sabe que beber sangre ajena está muy feo. 

DH: Te lo dije. Está mal visto en sociedad ir clavando los colmillos en la yugular de la gente.

M: Solo fue una vez, ¿vale? Además, no estamos hablando de mí. Hablamos de Edward. Es tan... poco vampiro que no me extraña que Bella le dejara por un director de cine.

DH: Esa no fue Bella... fue Kristen Stewart. Deja de confundir ficción con realidad y céntrate.

M: Oh. Fallo mío. Espera... ¿Kristen Stewart estaba saliendo con Edward Cullen? ¿Quién es Kristen Stewart? 

DH: Ehh... Nadie. Déjalo. Hablábamos de vampiros. Y de vegetarianos. Edward no es el único. Seguro que muchos de vosotros habréis visto la serie Vampire Diaries. Aunque solo fuera por curiosidad. Yo empecé a leerme los libros... y Stefan es el primo perdido de los Cullen, en ese aspecto. Bueno, casi. Él no brilla si lo pones al sol.

M: En honor a la verdad, he de reconocer que en la serie, Stefan mejora mucho. No me suele pasar eso de que una serie me guste más que el libro pero en este caso así es. Y en cuanto a Damon... Bueno, qué decir de Damon. A ese hasta me lo fo...

DH: ¡Morrigan, que te pierdes! Damon es la contrapartida mala. Porque los chicos malos venden, claro. Eso debió pensar Anne Rice, probablemente, cuando creo a Lestat. 

M: Lestat es un encanto en comparación con Claudia. Con esa apariencia de muñeca de porcelana... (Se estremece solo de pensarlo) Mal rollo.

DH: De eso se trata. Escritores de novelas sobre vampiros, queremos más Claudias. Bueno, no exactamente como ella, sino lo que representa. Los vampiros son monstruos, no mascotas. Enteraos ya.

M: Sí. Queremos más Claudias y más Dráculas de Bram Stocker. (Suspira) Eso sí que es un vampiro. Con una sombra que va a su bola, malo, que da miedo, que no brilla y que se transforma... Y sobre todo: que bebe sangre. Ya a título personal, si hacéis que se parezcan más al Drácula joven que al Drácula viejo, os lo agradecería mucho. Gary, sabes que te quiero, pero de Drácula viejo pareces el primo feo de Peñafiel. Bueno, solo el primo de Peñafiel.

DH: Se te ha olvidado decir que va por ahí metiéndose en las alcobas de doncellas en camisón. Eso también le da puntos. Los vampiros de hoy en día verían una chica en camisón... y gritarían como nenas y se irían corriendo.

M: Lo veo, lo veo. Gritarían algo así como: ¡Tápate, buscona, que yo soy un vampiro decente y virginal! 

DH: Dentro de poco enseñarán sus crucifijos y les dirán que no quieren caer en la tentación antes del matrimonio. Ah. Espera. Que Edward Cullen ya lo ha hecho. La Meyer se ahorró el crucifijo, pero ahí está la evidencia.

M: Sí... Durante un tiempo intentó hacernos creer que era para no hacerle daño a Bella. Por eso de que tiene una potencia sexual inigualable (o eso dice él).

DH: Claro. Eso da alas a los lectores, que luego se montan fantasías en las que él es el rey del sexo... Y nacen aberraciones como Cincuenta sombras de Grey.

M: No hablemos de Grey que luego sueño. Pero en plan mal. De pesadillas y eso. Nada de... ¡A lo que iba!  Que ya nos estamos explayando demasiado.... Nos quedan muchos vampiros en el tintero. Somos muy conscientes de ello. Y algunos de los que mencionamos hoy dan para mucho. Pero es que esta entrada es una simple... introducción. Pronto más y no sabemos si mejor en: Grandes tópicos de la literatura universal. 

DH: Creo que deberíamos hacer una entrada, en algún momento, solo para hablar de los Cullen. Auguro que darán para mucho.

M: Sí, por favor. Tengo muchas cosas que decir sobre ellos. Os animamos a que nos digáis cuales son vuestros vampiros favoritos y a cuáles les clavaríais una estaca fríamente. Así, sin invitar a cenar ni nada.

DH:  Nos vemos en la siguiente entrada. ¡Sed malos!





P.D. Que sepais que encontramos a los vampiros que alumbran muy interesantes, pese a que nos riamos de ellos. Seguro que son unas lámparas fantásticas. 

9 de agosto de 2012

Grandes tópicos de la literatura universal - Mary Sue


(Entran Morrigan y Dark Heart vistiendo sendas batas blancas como las reputadas científicas literarias que son.)
M: ¡Mira, Dark! ¡Cada vez hay más gente!

DH: Eso me obliga a decir "the cake is a lie". Aquí no regalamos nada, si eso es lo que esperáis, estimados seguidores.

M: Esas cosas no se dicen. Tenías que dejar que se diesen cuenta por sus propios medios. Y cuando lo hicieran ya sería demasiado tarde. Ya habrían caído en nuestras maléficas garras.

DH: Quizá después de lo que vamos a contarles hoy decidan escapar, de todas formas. Porque no traemos reseña, sino un diálogo de opinión. 

M: Os traemos un documento espeluznante. Analizaremos aquí, en vivo y en directo, el comportamiento de un animal literario conocido con el nombre de... Mary Sue, o como la conocemos entre los científicos literarios, Tíapetardazus Maxima. 

DH: Sabemos que muchos pensáis que es un animal mitológico, pero no es así. Ni se limita a los fanfictions, aunque ese sea su hábitat natural.

M: Poco a poco, han ido apoderándose de los libros. Como una plaga maligna han desplazado a las protagonistas principales a golpe de melena y sonrisas inocentes. ¡Pero nosotras sabemos la verdad! Detrás de esos bichos de apariencia dulce, que no parecen haber roto un plato en su vida, se esconde un terrible secreto.

DH: ¡¡Que quieren beneficiarse a todo sujeto masculino que se preste!!

M: Pero primero, debemos intentar entender qué es y como se comporta una Mary Sue. Señorita Heart, por favor.

DH: El concepto de Mary Sue apareció por primera vez en el universo del fandom y se refería a los personajes originales creados por el fan que quería introducirse en la historia de alguna manera. Los ejemplos más conocidos son, probablemente, los que derivaron del fenómeno Harry Potter.

M: Oh, no. No, no, no, no. Has dicho las palabras prohibidas. ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!
(Morrigan cae de rodillas y se lleva las manos a la cabeza. Observa horrorizada como sus cabellos rojos se tiñen de rosa. Sus orejas se alargan ligeramente como por arte de magia y sus ojos de vuelven violetas. Se levanta muy despacio y se quita la bata de científica, revelando un uniforme de Hogwarts). 

DH: ...Damas y caballeros, esta es la horrible verdad. Dentro de cada uno de nosotros hay una Mary Sue deseando salir. La transformación es inevitable. Lo único que podemos hacer es evitar los rayos de la luna llena.

"¡Oh, no, por Merlín! Otra Mary Sue no..."
F: ¡Hola! Me llamo Flower. Tengo 17 años y acabo de recibir la carta de Hogwarts. Sé que es un poco tarde pero es que me tenían escondida porque Voldemort y sus secuaces quieren matarme. Así es. Digo su nombre. Voldemort. Porque yo no le tengo miedo a nada ya que tengo unos poderes supermegaespeciales que nadie más posee. Además soy mediaelfa y soy la prima cuarta por parte de padre de Harry Potter (que está enamorado de mí). ¡Ah!  Lo olvidaba... Tengo el superpoder de hacer callar a Malfoy (que está enamorado de mí) y de hacer reír a Ron (que está enamorado de mí) y mi mejor amiga es Hermione (que está enamorada de mí). Todos los Slytherins me odian (aunque en realidad están todos enamorados de mí), y Snape siempre me quita puntos (obviamente porque también está enamorado de mí). 

DH: ...Esto es una Mary Sue. Se la reconoce por varias características especiales. Primeramente, por su físico: fijaos en el color de su pelo y en sus ojos, los dos muy naturales. Es el primer paso para detectarlas. Sin embargo, el nombre también es curioso. El autor ha elegido la primera palabra que ha visto al abrir el diccionario de inglés. En ocasiones también se opta por nombres impronunciables, muchas veces con apóstrofes y sorprendentemente exóticos.

F: Mi segundo nombre es Ala'seannakaranav'y. Es élfico. Significa princesa de las flores. (pestañeo, sonrisa, pestañeo.)

DH: ...lo dicho. El caso es que este espécimen ha sufrido mucho en su pasado (perseguida por ya-sabéis-quién, ni más ni menos). Sus circunstancias especiales le otorgan prioridad a la hora de entrar en Hogwarts (¡necesita ser protegida!) y se convierte en la mejor amiga de los héroes. Mantendrá con el enemigo una tensión sexual no resuelta... pero normalmente siempre acaban con los buenos, porque su corazón es puro y rebosa amor por todas las criaturas. ¿He dicho ya que los niños y los animales se sienten instintivamente atraídos hacia ella? Excepto cuando un perro a punto de saltar sobre ella convenga para crear una bonita escena romántica en la que es salvada.

F: Fueron tres. Tres perros horribles. Tres perros horribles y gigantes. Pero en realidad uno de ellos era Sirius Black, que luchó contra los otros dos para salvarme. Y luego se transformó y me declaró su amor eterno. Pero yo le dije que lo nuestro era imposible, porque estaba con Remus pero que si quería, podíamos echar uno rápido entre los matorrales. Que de todas formas, como soy tan divina, Remus encontraría en su corazón la manera de perdonarme por ello. Y cuando él aceptó, le abofeteé y le dije que no era esa clase de chica.

DH: Como veis con una Mary Sue la telenovela está asegurada. ¡Pero tranquilos! Por suerte no todos los fanfics incluyen una.

M: ¡SÁCAMELA! ¡SÁCAMELA O MÁTAME! ¡LO QUE PASE ANTES!

DH: (le enseña un crucifijo)

F: ¡Nooooo! ¡No me iré! ¡Aún no me he triscado a los gemelos Weasley!  

DH: ¡Mira! ¿Ese que va por allí no es el Cedric Diggory que reviviste con tus poderes?

F: ¡Sí! Pero su alma ya se había ido, así que se reencarnó en Edward Cullen. Es mi prometido porque a Remus no le molesta la bigamia. Ni tampoco lo de Jac...
(Dark Heart le da la colleja de su vida)

DH: Cuando se ponen tontas lo mejor es cortar por lo sano.

(Todo vuelve a la normalidad. Mary Sue desaparece y aparece Morrigan con cara de terror, agarrando un mechón de pelo)

M: Es rojo. ¡Es rojo! ¡Se ha ido! He pasado tanto miedo. Ha sido horrible... Cuánto tormento y folleteo en un solo personaje. 

DH: Lo sabemos. Ya pasó. Ea, ea. Como iba diciendo antes de que me interrumpiese tu alter ego, no todos los fanfics incluyen una. Lamentablemente, tampoco todas las novelas se libran de ellas... 

M: (Aún con la respiración agitada) Así es, estimados lectores. (Se vuelve a poner la bata para darle más rigor al asunto). En la literatura juvenil, sobre todo la romántica, podemos encontrar muchos ejemplos. De hecho, en nuestra última entrada ya hablamos de una Mary Sue. Anastasia Steele de Cincuenta Sombras. Pero hay más. Muchas más.

DH: Dado que Ana es la protagonista de un fanfic, os recordamos, eso es hasta cierto punto normal... Pensad, lectores, pensad. Sabéis que hay más nombres en la lista de acusadas por Mary Sueismo. ¿Nos atreveremos a dar nombres?

M: ¡Pues claro que lo haremos! Redoble de tambores, por favor. La siguiente en la lista es... ¡Bella Swan! Supongo que ya os lo imaginabais, al fin y al cabo, hay una imagen suya. Fingid sorpresa. Dark, recuérdame que borre esa imagen de mi escritorio. No sabría qué decir si me preguntasen por ella.

DH: Diremos que fue Flower. Volviendo al tema de Bella, es cierto que ella no tiene el factor de infancia traumática, pero hay cosas que indican su pertenencia a la especie. Cosas como que puede elegir entre el novio macizo y el mejor amigo macizo, por ejemplo. O que sin comerlo ni beberlo siempre se ve metida en líos. Todos los que no simpatizan con ella son los "malos" pero, ¿cómo no va alguien a quererla? No ha roto un plato en su vida.

M: Bella... Tan patosa e insegura... y luego resulta que tiene la posibilidad de calzárselos a todos. Incluidos Mike y el que la invita al baile, cuyo nombre no recuerdo pero que como no pinta nada tampoco es un gran drama. Todo el mundo encuentra motivos para disculpar el hecho de que sea un poco... un poco... nula. Y bueno... luego está el tema transformación que... en fin. Eso ya lo comentaremos en profundidad en otra ocasión.

DH: Finalmente, para no enrollarnos más, merece ser dicho que hay una contrapartida masculina de las Mary Sues. Los Marty Stus. Son más raros de encontrar... pero ahí están.

M: Kvothe de El nombre del viento es un Marty Stu en toda regla... Pero se le disculpa. Porque es adorable y tiene un no se qué y un que sé yo que... (carraspea tratando de mantener la compostura y deja que continué Dark).

DH: No nos toméis a mal. Nos gusta el chico. Pero los que habréis leído el segundo libro coincidiréis con nosotras en que el autor... se emocionó. ¡Pero no pasa nada! También hay Marty Stus en la literatura adulta, no os quepa duda. No me digáis que Robert Langdon, de El código Da Vinci, no cumple con lo de volverlas loquitas a todas y salvar al mundo constantemente...

M: Aunque eso suele pasar con todos los "héroes de acción". Sólo que éste además es inteligente (aunque según las malas lenguas, entre ellas la mía, eso es discutible). Y además es un madurito resultón (o eso dice Dan). Personalmente creo que...

DH: Eh... Antes de que nos vayamos por las ramas, concluiremos. Todos tenemos una Mary Sue o Marty Stu en nuestro interior. Si sale, no os asustéis. Disfrutad del momento de fanatismo absoluto. Compraos un uniforme de Hogwarts o abrazad al vampiro más cercano. 





P.D. Durante la realización de este estudio ninguna Mary Sue resultó dañada, pero Morrigan se vio obligada a ir al psicólogo. Nunca volverá a ser la misma.